lunes, 31 de octubre de 2011

Jalogüín retro.

Aquí me ando mis amigos, con la neurona todavía en piloto, es que nadar en tal abundancia de votos me ha producido un notable bajón creativo. Es más, los umbrales de mi sensibilidad están por las nubes, por lo que las cataratas de ridiculeces con que la oposición política y mediática se ha despachado esta semana, no me ha movido un solo pelo ni me ha inspirado el más leve sarcasmo.
Los miro impávido como quien esta acostumbrado a ver pasar volando una bandada de loros bullangueros por el Palmar, uno ve que agitan las alas, que mueven los picos y que meten bochinche, pero no inspiran nada, ni se trata de interpretar su cháchara. 

Claro que hace tres años atrás la cosa era distinta. Esa misma bandada de Psitácidos comprometidos en una asonada destituyente aturdían las masas desde sitiales privilegiados de la tele y metía miedo en serio.

Valga aquel relato de Ghurmes Karim, para esta fecha en 2008, para recordar las angustiantes peripecias que esta sarta de pericos nos hicieran pasar.


"HALLOWEEN... Que miedo!!!
 BRUJOS, MUERTOS VIVOS Y FANTASMAS HAN RETORNADO!!!! 


Hoy estamos a pleno con los festejos de Halloween… miles de niños y niñas, salen a pedir dulces, amenazando con que si no, sufriremos sus travesuras…

Entre los anotados para la fiesta ¡NOS ENCONTRAMOS AL PROPIO ALFREDITO D’ANGELLI, el Messi del campesinado sojero!!!! Dicen las crónicas periodísticas que circulan por internet, que fue con algunos de sus amiguitos a lo del Tio Cleto.

Fieles a nuestro apostolado periodístico, quisimos profundizar la noticia y logramos una nueva primicia. Un conocido lobista de pasillos de la Casa del Congreso, me confió que la escena transcurrió más o menos así…


- TOC, TOC…


- Adelante – gimoteó el Vice, poniéndose el casco y parapetándose atrás del escritorio por si acaso el visitante era Pichetto.

- Eliminación de la retencione YA o Piquete… gritaron los infantes a coro.

- AAAAHJ!!! Que máscara más horrible! 


- No Tio Cleto, soy yo, Alfredito, y no llevo careta… se me golvió a caer el dientecito.

- Alfredito! Desde la derogación de la 125 que no te veía por acá.

- No alcanzó Tio, no alcanzó, resulta que tengo que arreglá la avioneta que se me cayó, lo canale ya no me pagan má las entrevista, y encima perdí como loco invirtiendo en Guolestrí… Gringos junagransiete!!!

- Hmmm… tu suerte no ha sido positiva… recuerdo que cuando era niño yo…

- Qui va a sé positiva… indijpué la sequía, me fui a quejar a Bergoglio pero no me atendió, me mandó decir que me vaya pa’las casas y lo hable al Bianchi que dicen que tiene el celular de Dió. Le vua’cer un piquete a la Procesión de la virgen de Itatí!

-No! Con la curia, no…! Se te van a venir encima….

- Si quieren venir que vengan, como dijo el General!!!

- Y este amiguito tuyo quien es?

- Es Fernandito de Armstrong…

- Mucho gusto, y la señorita tan simpática?

- Soy Cecilia, hoy vine sin Karina y lo voy a matar con mis propias manos…

- Ejem… y la gordita que mira atrás de la puerta, que doradita que está… preciosa, pero si parece un Ferrero Rocher…

- Esa es GoriLilita, pero no la dejamo entrar con nosotro porque nos roba todos lo caramelo… antes se los comía, ahora dice que quiere llenar el frasco porque no los tiene todos adentro…

- Y el disfrazado de abominable hombre de las nieves?

- Es Marito, pero tampoco vino disfazado… l’ otro son “Copito” Miguens, el “Che” Buzzi, y la que parece un hombre, la Piba Bullrich, pero ojo que’s de güena familia.


- Cuantos amiguitos tenés!!

- Si, y eso que no pudo venir Carlitos, que está enfermito, y qu’el Lole todavía no llegó, y eso que dijo que iba’star primero… y a Raulito y a Luisito no los quisimo traer porque nos hacen pasar vergüenza. Pero güeno Tío: Eliminación de la retencione o corte de ruta? O que tenemo que enseñarte a legislar también?

- No se, te pido perdón por mis convicciones pero mirá, el corazón me dice una cosa… pero la Cristina está cabrera todavía… que se yo, cuando era Gobernador de Mendoza…

- ‘ta que lo tiró ‘e las patas… que queré Tío, que me ponga a laburá de nuevo… indijpué de tanta soja ya ni m’acuerdo por que lao se sube al pingo…

- Bueno mirá, no se, la otra vez me pediste que derogue la 125, después salieron a decir que estaban peor que antes… no vaya a ser que después me pidan mas subsidios…

- Si, más subsidios…!!! Cantaron los niños a coro.

- Y que traigan al principito!!!!

- Pero Tio, esto es como la perinola, CUANDO GANAMO, SACAMO TODO, CUANDO PERDEMO… TODOS PONEN…. Vamo gurise, el tío es un ostáculo, vamo entonce a jugá a Palermo, ayá vamo a encontrá más amiguito… y hasta capaz que sacan las cacerola…

- Chau Alfredito… La historia me juzgará… y no llorés sobre la leche derramada…."



de Politikdekbotag.blogspot.com

jueves, 27 de octubre de 2011

Abrazos de fuego.


    

“Según me dijeron en la costa colombiana, un hombre viejo, pobre, pescador negro pudo subir al alto cielo y desde el alto cielo vio la tierra”.


“A la vuelta contó y dijo que los humanitos somos un mar de fuegos, hay fuegos grandes, fuegos chicos y fuegos de todos los colores”.

“Ningún fuego es igual a otro fuego. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman, pero otros fuegos arden la vida con tantas ganas que no se pueden mirar sin parpadear y quien se acerca se enciende”.

“Néstor Kirchner fue uno de esos fuegos 
y será difícil apagarlo...”

Eduardo Galeano.










y a todos nosotros....


sábado, 22 de octubre de 2011

Tangos proféticos (3 de 3)

Ivo Pelay también nos hizo llegar su profecía de 1943. La presencia en el centro de la escena de una mujer fuerte, que a pesar de las múltiples y desatinadas críticas que recibiría, se mantendría segura y firme en su lugar.



Mucho más elíptico fue el augurio de Homero Manzi en 1941, pero basta cambiar las ideas de cantar tangos por gobernar, o canto por discurso, para darnos cuenta a quien se refería, sin omitir el hecho  del dolor por la pérdida. Recordemos que en 1941 a la mujer le eran vedados los derechos políticos lo que explica la apelación al recurso metafórico.


Por último, el destino final de irremediable triunfo también fue conjeturado en la frase “la que mañana en las urnas hará valer sus ideales para que sigan triunfales las obras del General” de Enrique Maroni por el año 1952.


 Como notarán, este post está publicado en plena veda, así que no puedo hacer ninguna referencia explícita a la Morocha Argentina que nos hará bailar de alegría después de las 18 hs. de mañana y por 4 años más. 


SIN corte, ni quebrada... ¡Y A FESTEJAR!

BOLETA 135-501 PARA COLON, ENTRE RÍOS

viernes, 21 de octubre de 2011

Tangos Proféticos (parte 2 de 3)

Continuamos con 2da. parte de esta crónica dedicada a los encriptadores de pronósticos políticos bajo la apariencia de letras de música ciudadana. Sagaces seguidores de Parravicini que eligieron otras expresiones artísticas distintas al dibujo para expresar con sutiliza sus augurios, asegurando de ese modo que lleguen hasta nuestros días.



En 1929, Enrique Santos Discépolo, anuncia que Jorge Altamira, apabullado por la presencia de Cristina Fernandez de Kirchner, renunciaría a su discurso revolucionario adoptando una posición reformista, más blanda y parlamentarista, que desconcertaría incluso a sus más conspicuos seguidores.  



Pero ninguna otra premonición ha sido tan explícita y certera como aquella que en 1934 Alfredo Le Pera dedica a la desesperanza, la añoranza y la pesadumbre de Lilita Carrió después de las P.A.S.O., la letra del tango exime de cualquier comentario.



En 1937, Francisco Gorrindo profetiza los sentimientos encontrados que invadirán a Hermes Binner al volver a su ciudad natal tras el fracaso de su candidatura presidencial. La experiencia le servirá para reflexionar sobre las efímeras compañías femeninas que la conveniencia arrima en esas lides (Donda, Ripoll, Morandini) y sobre la desazón que producen aquellos que creía amigos y lo abandonaron por dinero (Alfonsín). También razonará sobre su propia debilidad de no hacerse valer por el temor al ridículo, y de hacer seguidismo cada vez que lo apuraron.



Victor Sollino y Roberto Fontaina, por 1927 predijeron la irrupción del Alberto Rodriguez Saa en la carrera presidencial, pintándolo como un candidato  casi simpático, audaz y entrador, aunque sin tomarlo demasiado en serio.



continuará...

miércoles, 19 de octubre de 2011

Tangos Proféticos (parte 1 de 3)

El tango es un fenómeno cultural tan rico que aún no ha sido abordado desde todas sus aristas posibles. Mucho se ha hablado de él como género identitario del Río de la Plata, o como sentimiento hecho música.

El tango se reconoce como la poesía del dolor por lo perdido, como canto a la melancolía, como expresión de los arrabales urbanos. Que el tango, desde la añoranza, mantiene vivos valores del pasado no es ningún secreto.

Pero poco se ha dicho aún de la clarividencia en el tango, de la capacidad de sus letristas de anticiparse a los acontecimientos y de describir (a veces con crudeza realista, otras mediante elipsis y metáforas), situaciones y pesares que se verificarían, inexorablemente, décadas ulteriores a su composición. 



Al parecer, las artes de Benjamín Solari Parravicini, durante la primera mitad del siglo XX, eran  más habituales de lo que hasta ahora se creía. Pero muchos de sus discípulos, seguramente por temor a la persecución, optaban por el método de Nostradamus, y ocultaban sus predicciones bajo la inocente forma de letras de tango a efectos de que logren ser transmitidas en la impunidad que les brindaban las noches de milongas suburbanas.

Enrique Santos Discépolo en la letra de “Cambalache” (1934) desliza una afirmación que debiera habernos alertado sobre las dotes premonitorias de los autores, más a aquella frase “en el dos mil también” nunca se le otorgó su real trascendencia como develadora de una, pareciera, habitual práctica futurológica. Ni hablar de aquella explícita  confesión que en "Volver" deslizara Alfredo Le Pera: “yo ADIVINO el parpadeo...” (1935).

Atento a los tiempos que corren, tomo como ejemplo el último tramo de campaña de los candidatos opositores, para demostrar que ya todo había sido pronosticado por los fértiles augures de la música ciudadana.

Horacio Sanguinetti, en 1944, nos advierte que Ricardo Alfonsín, tras un fallido intento de ampliar su base electoral, volvería a reclamar la atención del núcleo duro de afiliados radicales. Pero también predice que llegaría tarde porque ya los correligionarios habrían abandonado los comités. Incluso cuenta que sus ex aliados (los socialistas, representados por el rosal) también se habrían tomado el buque y que de nada le serviría su arrepentimiento tardío.



Homero Expósito, en 1956, predice que Eduardo Duhalde sería abandonado por su patrocinante (ahora sabemos que se refiere al Grupo Clarín). Resultarán vanas sus reflexiones respecto al modo que vendió ilusiones y se rifó.  De nada servirán los reproches del candidato respecto a un pasado cercano en donde cobijó y luchó por los intereses de Magnetto. Resultan por demás elocuente la referencia a una época en que el otrora "Poder en la Oscuridad" quedará vívidamente expuesto, pero aún se discute el significado de la insistente referencia que en la letra se hace al "cartel".



continuará...

lunes, 17 de octubre de 2011

... MAÑANA ES SAN PERON!!!



De pronto me llegó desde el oeste un rumor como de multitudes que avanzaban gritando y cantando por la calle Rivadavia: el rumor fue creciendo y agigantándose, hasta que reconocí primero la música de una canción popular y en seguida su letra: “Yo te daré, te daré, Patria hermosa, te daré una cosa, una cosa que empieza con P, ¡Peróooon!. Y aquel “Perón” retumbaba periódicamente como un cañonazo..... Me vestí apresuradamente, bajé a la calle y me uní a la multitud que avanzaba rumbo a la Plaza de Mayo.






Vi, reconocí y amé a los miles de rostros que la integraban: no había rencor en ellos, sino la alegría de salir a la visibilidad en reclamo de su líder. Era la Argentina “invisible” que algunos habían anunciado literariamente, sin conocer ni amar sus millones de caras concretas y que no bien las conocieron les dieron la espalda.

Desde aquellas horas me hice peronista.......”
Leopoldo Marechal.





GORILEADAS DE EPOCA.

"El 17 de octubre fue preparado por la Policía Federal y la Oficina de Trabajo y Previsión, convertida en una gran máquina de propaganda tipo fascista..." Unión Cívica Radical - La Prensa 25/10/45

"En los bajíos y entresijos de la sociedad hay acumuladas miseria, dolor, ignorancia, indigencia más mental que física, infelicidad y sufrimiento. Cuando un cataclismo social o un estímulo de la policía moviliza las fuerzas latentes del resentimiento, cortan todas las contenciones morales, dan libertad a las potencias incontroladas, la parte del que pueblo que vive ese resentimiento y acaso para su resentimiento, se desborda en las calles, amenaza, vocifera, atropella, asalta a diarios , persigue en su furia demoníaca a los propios adalides permanentes y responsables de su elevación y dignificación." Partido Socialista - "La Vanguardia" - 23/10/45.

"No sólo por los bombos, platillos, triángulos y otros improvisados instrumentos de percusión (esa gente) me recuerda las murgas de carnaval, sino también por su indumentaria: parecen disfrazados de menesterosos. Me pregunto de qué suburbio alejado provienen esos hombres y mujeres casi harapientos, muchos de ellos con vinchas que, como a los indios de los malones, les ciñen la frente y casi todos desgreñados. ¿O será que el día gris y pesado o una urgente convocatoria, les ha impedido a estos trabajadores tomarse el tiempo de salir a la calle bien entrazados o bien peinados, como es su costumbre ¿ O habrán surgido de ámbitos cuya existencia yo desconozco."  María Rosa Oliver, escritora del grupo "Sur".

"...Es impresión generalizada que a menos que la oposición reaccione rápidamente, el apoyo popular a Perón crecerá como una bola de nieve permitiéndole competir electoralmente, como candidato del pueblo, con mejores posibilidades de las que se le asignaban hasta ahora... La rehabilitación de Perón se hará sentir en los países vecinos. ..Esto ha fortalecido la posibilidad de formación de un bloque de dictaduras en América del Sur, amigo de Rusia y hostil hacia los Estados Unidos." Embajada de los Estados Unidos.


4 citas extraídas de  www.elortiba.org.



sábado, 15 de octubre de 2011

Una muestra de la inmoralidad del periodismo pseudo-independiente.

G. es una persona afectada de una discapacidad intelectual severa. Por tal motivo goza de la especial protección de la Ley y debiera gozar de una particular atención del Estado y de los miembros de una sociedad.

Se lo ve habitualmente por la zona oeste, arrastrando un carrito (suele ser un gran y destartalado camioncito “duravit” o un cochecito de bebés de juguete) lleno de los más disímiles restos de objetos mezclados con pedazos de pan, y acompañado eventualmente por un cortejo de perros sarnosos y hambrientos, deambulando entre canciones futboleras hasta altas horas de la noche. Cualquier conglomerado de personas en la zona, reunidos por el motivo que fuere, cuenta con la infalible presencia de G., presencia que nunca pasa desapercibida porque meticulosamente levanta su mano derecha ante cada rostro conocido, mirando fijamente a los ojos del interlocutor mientras exclama “¡Tío!”. Quizas sea la forma que tiene G. de reclamar lo que le pertenece  y se le niega.

Hay quienes se aprovechan de esa visibilidad impotente y estridente de G. Desde hace días lo arroparon con remeras blancas que invitan a votar al candidato a Senador bustista Rubén Adami, descuidando como al pasar sus pies descalzos y el resto de su pobre atuendo.



Alberto Pierotti es una persona afectada de una discapacidad moral severa. Sin embargo goza de la especial protección de la ley amparándose desde sus columnas impresas en la libertad de expresión, a la que considera un privilegio propio.

Se lo lee habitualmente en el trisemanario El Entre Ríos, arrastrando complicidades con poderes ocultos en las sombras, que suelen encontrar en él un intermediario eficaz para comunicar lo que no les es conveniente decir por boca propia. Este verano cubrió un accidente diciendo que la víctima conducía alcoholizado una moto, responsabilizándolo de las lesiones que sufrió. Resulta que la víctima era un joven abstemio (me consta, lo conozco) que volvía del trabajo y el accidente se produjo porque una empresa de radio de Concepción del Uruguay  tenía extendido un cable de lado a lado de la calle, a la altura del cuello del motociclista, sin señal de alerta, sin medida de precaución o seguridad alguna.

No suele arrimarse a conglomerados de personas cualesquiera, salvo los de determinados grupos de personas que gozan de su servil y rentada obsecuencia. Por eso debe ser que los actos barriales que impulsan las candidaturas de Marcos Luciani-Urribarri-Cristina no suelen encontrar demasiada cobertura en las ediciones de El Entre Ríos, como sí la tiene cualquier escuálida declaración de Rebord o sus seguidores. En otras épocas, gustaba pasar desapercibido e incluso en sus columnas intentaba que pasen desapercibidas sus simpatías, pero eran otras épocas.

Quizás sea desde el momento que se transformó en empresario de grotescos espectáculos de travestis y de transformismo, en que empezó a  latir un llamado farandulero y olvidó los pruritos que le reclamaba la ética periodística. Hoy reclama abiertamente desde su colorida verba anti-K el reconocimiento que como militante de causas inconfesables cree merecer de sus clientes y favorecedores. Para hacer propaganda no resulta necesario malvestirlo como a G., alcanza con “forrarlo”.



Alberto Pierotti, quien nunca destinó una línea a la situación de G., lo descubrió una noche. Y fue noticia.

En una capciosa cobertura de una acto de Marcos Luciani en el barrio Tiro Sur, Pierotti hace gala nuevamente de su capacidad de ensamblar hechos e imágenes, y de generar un artificial ruido, pero a diferencia de aquellas notas del fantasma del Barrio El Ombú, esta vez su actitud se denuncia a sí misma en su descarada intencionalidad y grosera parcialidad.

Encubriendo su malicia en una moralina retórica, pretende dibujar la explotación de la condición de G., pero su perversión lo pierde e incurre en la misma supuesta condenable conducta que pretende denunciar: saca fotos a G., primerísimos planos, las publica en el diario y las levanta en su edición digital, multiplicando por miles el escarnio.

Bien sabe Pierotti que montajes escandalosos suelen ser un buen recurso para aumentar las ventas del alicaído trisemanario conservador (y por eso ahora desembozado órgano de prensa oficial del bustiadamirebordismo), pero los cerebros entrenados en urdir este tipo de operaciones de prensa suelen verse al espejo como la sublimación de la inteligencia, y suele carcomerles la duda respecto a si sus lectores podrán entender su ¿sutil? mensaje. Porque en definitiva, desde su soberbia, suelen ver a sus propios lectores como una masa infradotada susceptible de ser manipulada.

Y es cuando muestran la hilacha explicitando sobreabundancias que develan la real intención   y el real estado de sus aspiraciones. Escribe extasiado Pierotti en el momento cúlmine de su montaje: “Cuando parece que hemos superado etapas en la convivencia política entre los argentinos, siempre aparecen algunos grupos que recuerdan aquel viejo episodio de Herminio Iglesias en ese famoso acto de cierre de campaña en el que incendiaba un “Cajón” con las siglas de otro partido”.

Confesaste: armaste una operación de prensa para atribuirle a Marcos Luciani un acto asimilable a la quema del cajón por Heminio Iglesias. Pero también confesaste tu propósito: sos consciente que a tus sponsors Busti, Adami y Rebord los espera una cruel derrota el 23/10, porque conocés (aunque no publicás) lo que dicen todas las encuestas, y sabés que solo un milagro (o una magnífica puesta en escena) puede revertir esta historia.


Buen intento Pierotti… hasta me hubiese causado gracia si no hubieses sido tan miserable y perverso de mezclarlo a G. (fotos incluídas) en tu jugada.



AGREGADO: Después de publicado este post, me doy cuenta que a la nota no la firma Alberto Pierotti. Por supuesto, es de esos libelos vergonzantes de los que nadie quiere hacerse cargo, pero le conozco la letra.
En su lugar firma TOMAS ANTONIO DIAZ, un ignoto y primerizo personaje. Pero además de la letra, también le conozco las mañas, por ejemplo, la de ser afecto a los anagramas. Tomás Antonio Diaz es un anagrama de "ANTIDOTO ANTI NAZI", los nazis vendríamos a ser nosotros ¡JE! 


Pero ojo con los juegos del inconsciente, también es anagrama de "onanista modozita", "nota nazi sodomita" y de "notá si di manotazo".

miércoles, 12 de octubre de 2011

COSECHARAS TU SIEMBRA…

Ninguna frase más acorde para caracterizar el momento de los candidatos a 12 días de las elecciones generales.
Este gráfico representa el cuadro de situación actual, promediando las encuestas más recientes de M&F, Poliarquía, Equis y OPSM, y  comparado con los resultados de las PASO (bastones azules).



Algunas conclusiones:

1) EL FIN DE UNA ERA: algunos ingenuos (propios y ajenos) después de las elecciones de 2008 pronosticaron la proximidad del fin de la era K. Acertaron a medias, una era terminaba definitivamente, pero era el ciclo del estilo de la comunicación neoliberal. Por los ‘90 el Mercado avasallaba a la política, no solo dirigiendo con sus leyes intangibles a los gobiernos, sino impregnando la comunicación, sustituyendo el contenido por la pura imagen. Era comunicacionalmente lo mismo vender jabón en polvo que candidatos, no importaban “de que estaba hecho”, o si sus componentes eran aptos para una determinada finalidad, alcanzaba con hacer contacto a fuerza de imagen con las aspiraciones superficiales de “la gente”, y venderle el paquete de lo que esperaba encontrar. El triunfo de Macri en Capital parecía certificar la vigencia de la metodología, el colorido del envase PRO hizo absolutamente prescindible el discurso.  Pero, los hechos demostraron que no es bueno generalizar sobre un caso particular.

Miremos sino el ejemplo Alfonsin-De Narvaez. Se les fue media campaña explicando hasta con ternura que lo que era un matrimonio fugaz y por conveniencia, debía ser visto como una unidad en la diversidad capaz de sujetar la atención de los argentinos a los avatares de una novela rosa. ¿para qué? ¿en que beneficiaría tal unión al electorado? Nadie nunca intentó explicarlo.

Otro ejemplo es el de Duhalde, cada paso de construcción política dado en su campaña, revisaba lo anteriormente actuado con una exasperante lógica de apelación al olvido y la impunidad. Incluso, sin desarrollar una sola propuesta de gobierno, emprendió el camino ambiguo de asentarse en lo que suponía fueron éxitos de su gestión, desentendiéndose de las consecuencias nefastas de la misma (“vos sabes que Duhalde puede”, “tenemos con qué”).



2) EL ANTAGONISMO ESTÁ DEMODÉ: Sin dudas, el éxito logrado por las corporaciones mediáticas en los sucesos de 2008 (la rebelión agrogarca), reflejados en las elecciones parlamentarias de 2009; impulsaron la creencia de que era un buen negocio pegarle al gobierno de Cristina. La estrepitosa y constante caída de ventas de Clarín y los resultados de las P.A.S.O. espetan un rotundo mentís a la teoría.

Al calorcito de las sobadas de lomo de Magneto, Ricardito realizó un extraño periplo, abandonando su inicial imagen de simpático hijo de ex presidente, moderado y reflexivo, a presunto jefe del centenario partido, adoptando posturas más propias de Sanz, de Aguad y de Morales que de su propio padre. Extraño digo porque ni mamado debió incursionar por el sendero de esos tres derechistas confesos, fracasados eternos de las lides democráticas. Es que prestar orejas a Magneto a cambio de la billetera, minutos de TV y centimetraje editorial, suele tener nefastas consecuencias. Si buscan una síntesis de lo que afirmo, recuerden el paso de Ricardito por 678 y el tratamiento que, tiempo después, le prodigaba a los noteros de la TV pública.

El oposicionismo cerril, en cambio, es propio de la naturaleza de Duhalde y de Carrió (especialmente de esta última), pero sea en razón de lecturas oportunistas, de franco alineamiento con los intereses de las corporaciones económico-mediáticas o de convicciones petardistas, las P.A.S.O. demostraron que aquel humor crítico y confrontativo injertado artificialmente en la sociedad en el 2008, había sido desalojada por a una más dulce savia impulsada por los logros efectivos de gestión. Y por esos vasos transitó la publicidad reeleccionista con implacable éxito.

El nivel de confrontación opositor, en síntesis, resultó inversamente proporcional a la captura de votos: Alfonsín se inmoló arrastrando el recuerdo de Yrigoyen y de su propio padre; Duhalde (que últimamente optó por el estilo enano rolinga puteador de Capusotto) se apresta a terminar sus días tomando mate dulce con biscochos junto a la Chiche, y Carrió, luego de dilapidar el capital que significa dos buenas perfomances presidenciales, aguarda trémula de espanto el 23/10 para ser testigo de la debacle definitiva de su enésimo intento de construcción política.

Los intentos de cambio de imagen de los 3 de referencia, resultan impotentes para revertir el fracaso, y el timonazo parece estar más destinado a acelerar la colisión con el arrecife que a llevar la expedición a buen puerto. Quizás el secreto que no han descubierto los publicistas es que en lugar de seguir cabalgando sobre imágenes de candidatos (Alfonsín tiene que parecer un líder, Duhalde un tipo con experiencia), sin tener en cuenta ni lo que quisieron vender hasta hace un mes atrás; debieran comprender que el electorado está ávido de algún contenido propositivo. En conclusión, si alguien no está del todo decidido a votar a Cristina, la va a terminar votando igual porque ninguno le ofrece absolutamente nada concreto y superador. ¿Para qué alguien puede querer un nuevo Líder que no lo conduce a ninguna parte?

Diametralmente opuesta aparece la situación de Binner y del Adolfo. Arrancaron con un discurso no confrontativo y se fueron afirmando en las preferencias. Hoy aparecen como los principales beneficiarios de la deserción de los opositores desilusionados. A tal punto que la corporación mediática, usando como médium a la Lilita, ya salió fuerte a condicionar al santafesino usando la artificial reedición de la discusión sobre una reforma constitucional que nadie propone. Es una pena (para él), Binner parece no haber notado nada de lo que dije anteriormente y parece que prefiere seguir mejorando su cosecha de ex votantes de Alfonsín y de Carrió apelando ahora sí a espasmos confrontativos, pero además, demostrando su debilidad de carácter: bastó que la dueña del 3% pegara cuatro gritos, para que corriera a alinearse prolijamente con la comparsa clarinesca. Es como dice el Payaso Barricada, este no aguanta tres tapas de Clarín, ni siquiera aguanta un chiste de Clemente.



3) ¡SÁLVESE QUIEN PUEDA!: el Colorado se sienta con el Adolfo, el candidato radical mendocino a gobernador llama a cortarlo a Alfonsinito, el candidato radical a gobernador de Entre Ríos clama por que lo peguen también con Binner, y si es posible hasta con Altamira. Busti personalmente, se borró de las primarias, pero mandó a su tropa a jugar unos con el Adolfo, a otros con Duhalde. Acá les tocó con Duhalde… pero bueno, un mes y una paliza hace reflexionar a cualquiera y empezaron a proliferar los carteles ADAMI (Senador)-CRISTINA, REBORD (Intendente)-CRISTINA, y a escasear los de los dos juntos y los de cualquiera de ambos junto a Busti Gobernador. El camaleónico rostro del oportunismo exclama a todo lo largo y lo ancho de la república: “¡CUALQUIER COLECTIVO ME DEJA BIEN! A la propuesta política te la explico después…” Si alguna habilidad tienen estos muchachos, es la de soltar lastres.

Ahora bien… ¿que sentido tiene que me ponga a escribir sobre la debacle opositora que todo el mundo percibe y reconoce como un hecho? Bueno, entre otras cosas (y teniendo en cuenta que la única posibilidad de que haya otra vuelta es que el 23/10 venga con una sortija como en la calesita),  para justificar la bajada de guardia de algunos amigos que empiezan paulatinamente a despreocuparse y ocuparse de cosas más, como diríamos… más placenteras (como acá y acá).


miércoles, 5 de octubre de 2011

Abue… WERMUS TE QUIERE CAGAR!

Viste Abue el viejito  rozagante que aparece en televisión, que no se llama Jorge Altamira como dice ahí...? me parece que te quiere embananar.

Viste que dice que no quiere pagar la deuda externa...



Esto es así, el Estado se endeudó porque pidió plata prestada y emitió bonos. Esos bonos hoy representan la friolera de alrededor de 133 mil millones de dólares, que andaban dando vueltas por el mundo. Parte de esos bonos los compraron las AFJP, esos turros que manejaron tu plata desde que Cavallo hizo derogar el 82% y les inventó a los bancos el negocio de administrar los aportes para las jubilaciones y pensiones.

Cuando la Cristina reestatizó los fondos de jubilación, es decir recuperó la administración de los aportes que hacen los trabajadores, el Estado se quedó con los Bonos de la Deuda Externa que tenían las AFJP, y a toda esa plata, a las acciones y a los bonos los administra a través de la ANSeS (quien, entre otras cosas paga las Asignaciones Familiares, la Asignación Universal por Hijo, el Fondo de Desempleo para los trabajadores desocupados, el Programa Conectar Igualdad), la invierte para que deje renta, y con la ganancia, te paga la jubilación.  

Fijate vos que hace un par de años el ANSeS le prestó un poco de esa plata para que la filial argentina de General Motors ampliara una planta de producción. La GM de Estados Unidos había quebrado y dejado un montos de obreros en la calle. En cambio acá mejoró, ocupó 800 obreros más (que todos los meses ponen plata al sistema jubilatorio), devolvió la plata anticipadamente y pagó los intereses.

Pero vale una aclaración más, el aporte que los trabajadores activos hacen al sistema jubilatorio representa sólo el  55% del total de los fondos del ANSeS, el resto son contribuciones patronales y fondos fiscales (impuestos).
Esos aportes deben ser utilizados “exclusivamente” para pagar beneficios o para realizar inversiones que integrarán un “Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Régimen Previsional Público de Reparto (arts. 7 a 10 de la Ley 26.425). Así que eso de que los aportes de la piba van a pagar la deuda externa, es otra cháchara trotskista.

Hoy día, entre el 40 y el 45% de los Bonos de la Deuda Externa los tiene el Estado Argentino, el Banco Central y, mayoritariamente, el ANSeS. Aparte del capital que significa, los bonos generan intereses mayores que cualquier banco y encima a los bonos de deuda  en Pesos (que son la mayoría de los que tiene el ANSeS) se les paga un plus en relación con el crecimiento del PBI y se los ajusta conforme al CER (para que el capital no pierda valor en relación con el dólar).

José Saúl Wermus (que dice que se llama Jorge Altamira) dice que no va a  pagar la deuda externa, es decir Abue, no quiere que el Estado entregue buena parte de la plata con la que te pagan la jubilación ¿viste que te quiere cagar?

martes, 4 de octubre de 2011

El Pollo y los buitres.

Estoy de acuerdo cuando la CGT dice en su comunicado que “llama la atención la facilidad con que la justicia actúa sobre los dirigentes gremiales cualquiera sea su trayectoria o ideología política en un país donde los narcos, los apropiadores de bebés, los abusadores de menores, los que saquearon la Argentina, los que hacen espionaje a los vecinos, los traficantes de armas, los corruptos, los que defraudan al Estado y al pueblo parecen tener –aun los condenados– otra consideración y otra suerte.”


En la Argentina no suele verse Jueces del fuero Laboral compartiendo el asado del 1º de Mayo con los trabajadores. Pero sí es habitual ver Jueces de cualquier fuero asistiendo a reuniones empresariales, e incluso se los ve a menudo departiendo en amable cena con importantes hombres de negocios de su jurisdicción, y a nadie se le mueve un pelo por eso. Eso sí, ¡guay de que un juez suba al escenario de un cantante cuartetero y popular!



Tiene razón la CGT en sostener que los jueces tienen actitudes clasistas y prejuiciosas, y lo son al punto de que lo hemos naturalizado socialmente. Pero en lo que no tienen razón es en el sesgo corporativo que dan a su queja. Lo vuelvo a releer y me da la impresión de un reclamo dirigido a compartir los privilegios de los ricos y poderosos, cuando, al menos para mí, la lucha debería estar planteada en erradicar definitivamente los privilegios (no en compartirlos), y hacer prevalecer el principio de igualdad de tratamiento ante la ley. 


De más está decir que no comparto el ideario político del Pollo Sobrero, pero no me cae bien verlo preso. Más allá de eso, me parece que no nos podemos perder en una maraña de especulaciones infundadas sobre una intencionalidad aviesa detrás de su detención (como no las ensayé cuando lo engayolaron a Pedraza o a Zanola, ni cuando lo imputaron a Venegas). Me suenan patéticos los balbuceos de su abogado , ridículas las imputaciones del PTS, afines y oportunistas políticos varios, y más lamentables aún los comentarios del trosko-trollerío para quien la revolución pasa por repetir boludeces del “Manual del Izquierdista Perseguido” en los blogs del palo.



Flaco favor le están haciendo al Pollo. Lo están usando de excusa para la victimización del sector, para cohesionar sus alicaídas líneas y juntar algún voto más el 23/10. Cuando sobre el pellejo de Sobrero cae un manojo de imputaciones penales y de las graves (asociación ilícita, estrago al transporte público, extorsión) se sumergen en un supuesto entramado de pases de boletas hacia Zannón, compensaciones a Pedraza y no se que cosa relacionada al próximo aniversario del asesinato de Ferreira, sabiendo perfectamente bien que cualquier pataleo de esa especie en nada ayudará al referente gremial en los estrados judiciales. Si el Juez es un tipo serio y tiene pruebas, no cambiará el rumbo de la investigación por una movilización y 4 declaraciones políticas. Si el Juez es un chanta que busca prensa, o algún tipo de rédito o descrédito para quien sea, más se arrimará al estrellato ensañándose para demostrar que es bien macho y no cede a presiones.


El trotskismo argentino ha desarrollado una campaña política de fuerte contenido reformista que en nada lo diferencia de cualquier partido socialdemócrata opositor europeo. Ha abandonado banderas identitarias en pos de la captura del electorado, ha renunciado a la revolución permanente en búsqueda del milagro, se ha aliado a los sectores de poder permanente más retrógrados de la Argentina en su afán de subrayar su rol opositor. La detención de Sobrero lo anima ahora a la recuperación de clichés extraviados por la propia dinámica de no represión del kirchnerismo: encontraron la oportunidad de golpearse elpecho y clamar que son perseguidos políticos. Lástima que ese sendero ya ha sido gastado por las corporaciones mediáticas, los periodistas pseudo-independientes, los militares genocidas y los agrogarcas.

Cualquier análisis serio de la realidad política argentina arrastra irremediablemente a la conclusión de que cualquier “ruido”, cualquier circunstancia que afecte la “normalidad”, no resulta funcional a los intereses electorales oficialistas a menos de un mes de las elecciones consagratorias. ¿Puede haber alguien tan ingenuo que crea que la detención de Sobrero es una jugada del Gobierno? ¿Puede ser alguien tan obtuso en pensar que algo que puede leerse con facilidad como un ataque al gremialismo o a un partido que ningún riesgo entraña al objetivo reeleccionista, pueda salir de un cerebro que anida en la Casa Rosada?

Uno se acostumbra a que desde el trotskismo nos acusen de reformistas (aún cuando los muy cínicos levantan banderas reformistas), que nos digan que somos antirevolucionarios (cuando en su historia como ideología jamás hicieron una revolución), que nos endilguen el mote de pro-capitalistas (cuando en el momento que este Estado intentó apropiarse de la renta agropecuaria extraordinaria corrieron a alinearse con la oligarquía). Pero que nos traten de pelotudos… es imperdonable. 



P.D.: desde la más profunda irracionalidad sentimental, quiero creer que el Pollo Sobrero es inocente, que es ajeno a la práctica de destruir herramientas de trabajo como procedimiento de lucha sindical, que no se caga en lo millones que usan el tren para llegar a su lugar de trabajo. Ojalá así sea, que salga limpito de esta, y quede claro que el Juez (y yo mismo) nos equivocamos.



sábado, 1 de octubre de 2011

Ya sale el libro de Moñetto!

Desde  que en 1513 fuera escrita aquella fascinante anatomía del Poder de Niccolo Macchiavelli, “Il Príncipe”, nunca hasta ahora la filosofía política había recibido un tan distinguido y realista aporte.

Es que estaría próxima a ver la luz la primera edición de “EL ESTADO O YO” , fastuosa elegía sobre teoría y praxis de la ciencia política escrita por Héctor Ernestino Moñetto, quien accede de este modo a compartir su pensamiento en acción con el resto de los mortales, ansiosos de conocer de que modo se puede transitar exitosamente el sinuoso y empinado sendero que vincula un oscuro pasado en Chivilcoy con las cúspides del poder real e imperecedero.



El derrotero que va de aquel Contador Público Nacional recién recibido que fuera adscripto a la dirección de un prestigioso diario capitalino por un dirigente desarrollista en los albores de los ’70, al sabio dirigente empresarial que se desnuda en la obra, cual Mr. Montgómery Burns en el óleo de Marge Simpson. Nos alumbra con la picante llama de su experiencia de superviviente exitoso a los avatares de la pendular sociedad argentina, revelándose como el principal impulsor del cambiante humor e inspirador del sentido común.

La obra puede ser definida a partir de recoger una singular lectura sobre la actualidad y de una sagaz deconstrucción  del sistema político, la libre expresión, la democracia y la república. Sin ningún tipo de prejuicios, Moñetto nos muestra de modo casi pornográfico su acertada versión del rol de los poderes, adoptando la perspectiva diametralmente opuesta a la del célebre florentino.

En el capítulo IV (pag. 243), intitulado  “PUESTO MENOR”, pone las cosas en su correcto sitio, argumentando eficazmente sobre el rol real de los resultados electorales. Retomando aquel pensamiento borgiano respecto a que la democracia no es más que un abuso de la estadística, pone en vereda la falsa creencia (enraizada popularmente) de que a las mayorías asiste el derecho de signar los destinos de la Nación. “Pongamos las cosas en su lugar – indica el autor con agudeza – al pueblo corresponde el indelegable deber de elegir al Presidente, que a su vez debe asumir la obligación de gobernar al servicio de quienes detentamos el Poder Real, preservando el status quo y garantizando el aumento de nuestra rentabilidad. ¿Por qué otro motivo las clases dominantes habríamos de aceptar esa metáfora de que el pueblo gobierna a través de sus representantes y admitir que sean ellos quienes elijan nuestro gerente?”. Resulta evidente la influencia del pensador español Fernando Savater, quien en una reciente visita a nuestro país realizada a instancias del propio Moñetto, definiera: “la democracia es una forma de gobierno con muchas promesas que uno puede afrontar con cierto escepticismo”.

Un fuerte alegato a favor de la periodicidad de los mandatos y de la alternancia de los gobernantes se descubre a partir de la pág. 892 dentro del capítulo XII: “MI TRABAJO ES PONER Y SACAR PRESIDENTES”. En este capítulo encontramos la explicación a la reveladora y ya conocida frase de su cosecha personal, respecto a los gobernantes elegidos por el voto popular: “los dos primeros años hay que sacarles todo lo que se pueda, los dos segundos hay que pegarles para sacarles más, los dos últimos hay que voltearlos para que recomience el ciclo”. En este capítulo también se recoge la máxima “El mejor presidente siempre será el que no fue elegido. Mantener viva la presencia y expectativa del derrotado en las urnas, aunque hayamos apoyado decididamente al triunfador, siempre deja abierta la puerta a un reemplazo beneficioso. No podemos minimizar la exitosa experiencia de la sustitución de De La Rua por Duhalde.”

El Capítulo XXI (pags. 2023 a 3002) aborda la diatriba del presupuesto republicano de la División de Poderes (titulado “¿LO QUÉ?”). Con lógica implacable sostiene “Existe un Poder único, infinito y bueno, y por lo tanto, indivisible, el nuestro, que en el Estado se manifiesta a través de presidentes dúctiles, legisladores colaboracionistas y jueces advertidos sobre la conveniencia de la genuflexión. El llamado “cuarto poder” no es más que el puntal necesario para preservarlos en el ejercicio leal de sus funciones, o desecharlos en caso de desacato ... Toda anomalía en la funcionalidad de la República respecto al Poder real debe ser resuelta a favor del poder real, si las botas militares han caído en el descrédito, pues buenas pueden ser las botas camperas y, si resulta indispensable, hasta las alpargatas pìqueteras”.

Quien repasa concienzudamente los folios de la obra, llegará a sorprenderse gratamente cuando descubra que el autor es capaz de ensayar tiernas autocríticas sobre su proceder pasado, reflexionando sobre la conveniencia de un cambio de óptica respecto a ciertos actores políticos. “En épocas donde un gobierno se ensaña en dinamitar el preciado don de la unidad nacional, construído sobre la base del sano encubrimiento de situaciones eventualmente dolorosas para las masas, es preciso revisar algunas conductas del pasado, estrategias de otrora que nos han malquistado con ciertos sectores, por ejemplo con la izquierda. Sin perjuicio de ratificar la corrección del tratamiento dado a los seguidores del por entonces Tirano Prófugo por aquellas épocas (metodologías que sectores interesados y poco objetivos llaman “proscriptivas” e incluso “represivas” o “genocidas”), es necesario revisar algunas prácticas con miras al presente. En este sentido hemos realizado un experimento con alentadoras conclusiones: realizar un programa donde se festeja a Samuel Wermus por haber atravesado exitosamente la experiencia de las P.A.S.O. ha demostrado que el glamoroso Champagne es un eficaz vehículo de domesticación de agitadores trotskistas, aún cuando se ponga el sujeto de prueba en manos de Samuel Gelblung.” Con toda lucidez el autor desmenuza el inteligente experimento de cooptación en el Capítulo XXXII bis “EDUCANDO A LA IZQUIERDA” (pags. 4355 a 4601).

Moñetto descolla lucidez en su relato de la razón de ser de la libertad de expresión y su vínculo con la democracia. EL QUE MANEJA EL PAPEL MANEJA LA PRENSA ESCRITA” se denomina el capítulo XLVIII que habita las páginas 7114 a 9002 de la monumental obra. En el mismo incursiona en explicaciones sobre los innegables beneficios que los monopolios mediáticos brindan a sí mismos y, por qué no decirlo a la sociedad toda. “Debemos terminar con la falacia de la pluralidad de voces, falso axioma revisionista que lo único que conduce es a la confusión de las masas incultas. Durante años hemos garantizado un relato unívoco, uniforme, que ha aportado cohesión al pueblo argentino, tanto o más que la escuela sarmientina, que ha permitido que en la mesa las familias se reúnan en paz y armonía. ¿Acaso es lícito pretender que cualquier pelafustán irresponsable divulgue vaguedades impresas? ¿No les es suficiente con los blogs?”. Interrogaciones retóricas que revelan la angustia que invade al autor frente al horizonte caótico que se perfila actualmente, amenazando la uniformidad de criterios bajo la decrépita excusa del respeto a la diversidad de opiniones. La frutilla de este capítulo está puesta en la reflexión final: “Tomemos como ejemplo el caso de la pobreza. ¿a quien puede interesarle un pobre o un desocupado? No compran diarios, no pueden pagar el cable, no son, en definitiva un segmento con capacidad de consumo. Su cantidad es una estadística irrelevante en un país agroexportador, y sólo son noticias si se matan entre ellos o se rebelan. Pues a nosotros nos interesan los pobres y los desocupados, en primer lugar porque su existencia es necesaria para combatir las pretensiones de mejoras salariales, pero además porque, bajo ninguna circunstancia, debe colegirse que nosotros tenemos algo que ver con su pobreza. La culpa la tiene ese fusible que es el gobierno que nosotros manejamos. Y si al gobierno no lo manejamos, con más razón será culpable de no hacer nada o de hacer de manera insuficiente o demasiado lento. Para nosotros los pobres y los desocupados son un factor desequilibrante al que debemos manejar su humor. Si es preciso mantenerlos en calma acudimos a Tinelli o Susana; si es preciso encolerizarlos cuestionamos el INDEC, denunciamos corrupción  o apelamos a la sensación de inseguridad, incluso hasta podemos afanarle una pelota y traerla al estudio de TV. Porque como no nos conviene repartir el pan, echamos mano al circo que, de paso, nos deja más ganancias.”

No quiero terminar este breve resumen crítico de la significativa obra de Héctor Ernestino Moñetto sin mencionar al menos otros inspiradores capítulos como “USTEDES YA SON UN ESCOLLO (de Alfonsín padre a Eduardo Bussi)”, “ESTE GOBIERNO NO AGUANTA 12 MIL TAPAS DE CLARIN”, “QUE PEPA ESTA ADEPA”, “PIQUETE y CORTE DE RUTAS – diferenciación ontológica y deontológica, la relevancia de la subjetividad”, “LA MODERNA EMPRESA Y LA DIVERSIFICACION DE ACTIVIDADES – Nada mejor que ser lobista de sí mismo”.