viernes, 10 de junio de 2011

Sobre Sueños Compartidos (Irracional post carente de objetividad)

Prefacio.
Nada de lo que diga Rucio en este post deber ser considerado objetivo, equilibrado o neutro. No es voluntarista, ni inocente y SÍ veraz, pero producto de una mente enferma por una talibanizada admiración y respeto incondicional a quienes construyen desde la coherencia y se niegan a jubilarse de sus luchas.  

Antes de seguir leyéndome, los invito a pasar por ACÁ y por ACÁ.

……..

A veces me pregunto si entiendo de lo que estamos hablando, o si soy demasiado reduccionista, o si, con la mano en el corazón, le confiaría la construcción de 5000 viviendas a una viejita de 83 años, incluso si es correcto que organizaciones populares encaren proyectos de viviendas con el financiamiento del Estado. Cuando no, me cambio las preguntas  y ensayo algunas respuestas. Pero siempre me cuestiono cuando intento analizar situaciones al ritmo de los titulares de Clarín.

La situación planteada con la Misión Sueños Compartidos, por el valor ético histórico y actual (no meramente “simbólico”) de Madres de Plaza de Mayo, merece más detenimiento en la reflexión que la que nos permite el vértigo de la información. La particular de Schoklender, no. Si es tan inteligente como dicen, que se defienda sólo. Si juntó tanto dinero malhabido como dicen, que pague los mejores abogados. Además, ya Argentino Libre me liberó de expresar lo que pienso.

Dimensionemos las cosas en su contexto. Desde el año 2003 este (nuestro) gobierno nacional encaró la construcción de 832.666 viviendas populares. A la Misión Sueños Compartidos le correspondió la obligación de ejecutar alrededor de 5000 de ellas. Es decir  el 0,6%, un número apenas superior que las que viene ejecutando la Tupac Amaru (3400) o Cáritas (3700). El resto de las obras, no son ninguna de ellas ejecutadas directamente por el Estado Nacional, ni por las provincias, ni por los municipios. Salvo escasos ejemplos de autoconstrucción o por intermedio de cooperativas de trabajo, a la abrumadora mayoría las realizan empresas constructoras privadas. Van, emplazan el obrador, contratan los empleados, más o menos le pagan el sueldo de convenio, terminan la obra, en el mejor de los casos entregan la libreta y el fondo de desempleo, despiden a los obreros y, con absoluta lógica capitalista, si te he visto no me acuerdo. Si hay “vicios rehibiditorios”, arreglémonos como podamos porque la gente no puede esperar el resultado de la “cuanti minoris” y mucho menos que vuelvan para las reparaciones. ¿Cloacas, agua, luz u otros servicios? Roguemos que el municipio beneficiado haya sido previsor.

No es esa la lógica de Madres, ni de la Tupac. La finalidad de la Misión, no es la mera construcción de casitas contra una paga, se define como un “proyecto social de inclusión laboral y de urbanización”, y el resto se puede leer acá abajo.

click para ampliar

Madres apuntó a hacer del hecho de la “construcción de viviendas” una experiencia de fortalecimiento de conciencia solidaria, de recomposición de lazos comunitarios, de participación y de construcción de conciencia sobre derechos humanos sociales y culturales, y del efectivo goce de los mismos. Al igual que la experiencia de la Tupac, no empieza la obra con el primer ladrillo ni culmina con la casa terminada. Empieza con la revalorización del hombre como sujeto de su destino, con su integración social, con la recuperación de su dignidad. Y sigue con la escuela, el centro barrial de salud, los talleres de capacitación (incluso fábricas), los centros recreativos, etc. Y todo por la misma plata.

Cuando pienso en estas cosas, me respondo, no sólo es correcto que organizaciones sociales populares encaren semejantes proyectos. Es sumamente positivo  y superador de la lógica capitalista de empresa. La vivienda puede ser vista como un bien de mercado, como la satisfacción de una necesidad, pero también, como una oportunidad de generar confianza en los propios beneficiarios, de revalorizar su autoestima, de general lazos solidarios, de intervenir en los comportamientos con la expectativa de romper el individualismo y regenerar las redes solidarias. Ninguno de estos son objetivos de la empresa capitalista y todos bienes preciados en una sociedad que se pretenda animada por la justicia social.

Ahora ¿confiar tan enorme empresa en una viejita de 83 años? ¿Pero qué decís Rucio? No entendimos nada. La Hebe será el general, la referente, la líder, la bocona. Pero el exacerbado individualismo que hemos cultivado no nos autoriza hacer transferencia. Cómo no ver que “Madres de Plaza de Mayo” es una organización, colectiva, compleja, multifacética,  rodeada de profesionales, que ha comprendido que la trascendencia que la organización ha adquirido en la lucha por los derechos humanos les exige volcar su prestigio y su esfuerzo también en la cultura, en la educación, en la salud, en el trabajo, en la vivienda. Por eso la editorial, la Univesidad, el Ecunhi, la radio, la Misión, el Cemop, los Congresos internacionales de DDHH y salud mental, de DDHH y economía política, etc. ¿O acaso dejaron de hablar o concretar alguna vez derechos humanos?

Y acá es cuando, egoísta, me vuelvo a preguntar, ¿de que le sirven a la Argentina las Madres de Plaza de Mayo de bronce cuando todavía hay tanto por hacer? Y claro, me pongo egoísta porque pretendo exponerlas al escarnio de seguir haciendo, aún a riesgo de ensuciarse la manos, de equivocarse. Pero algo me dice que, si les pidiera lo contrario, palabras más, palabras menos, me contestarían: ¡Cómo te aferras a tu pureza, mi pequeño muchacho! Tienes miedo a ensuciarte las manos. Bien, ¡continúa siendo puro! ¿De qué te servirá? ¿Por qué has venido con nosotros? La pureza es el ideal del faquir y del monje. Vosotros, los intelectuales, los anarquistas burgueses, utilizáis la pureza como pretexto para no hacer nada. No hacer nada, permanecer inmóvil, apretar los puños, llevar guantes.” (J. P. Sartre “Les mains sales” 1948).
En el contexto de estos días, les pido que vuelvan a ser víctimas de los medios de comunicación, del medio pelo argentino que se escandaliza en nombre de valores que no practica y de la oligarquía que defenestra a todo el que quiera algo bueno para otro que no sea la oligarquía. O sea, le pido que vuelvan a sufrir lo mismo que sufrieron cuando empezaron por el 77 con la ronda de los jueves.

Es que las Madres cambiaron su objeto inicial. Puedo decir que sí, que efectivamente, lo hicieron otra vez. Arrancaron pidiendo la aparición con vida de sus hijos. Continuaron denunciando los atropellos de la Dictadura. Siguieron por Juicio y Castigo, por memoria verdad y justica, ya no sólo por sus hijos, sino para todos los argentinos. Y ahora encaran la lucha en una nueva esfera de los derechos humanos, lástima que nadie las preparó para eso. Bueno, tampoco nadie las había preparado para pelear contra una dictadura, ni contra gobiernos democráticos timoratos o exististas o corruptos, ni contra una sociedad anestesiada o indiferente. Debe ser una experiencia realmente grandiosa reinventarse y rejuvenecer a los 80 años. El bronce es un material noble y puede esperar varios años más. 

Por supuesto que estas cosas son un montón de perogrulladas que las sabían todos desde antes. Pero resulta que apareció el asuntito este del supuesto desfalco al Estado y se dispersó el terror a que la Hebe termine engrilletada por asociación ilícita, cheques voladores, malversación de caudales públicos, y por instigadora y/o cómplice y/o partícipe necesario y/o encubrimiento y/o al menos esbozar una sonrisa ante la caída de las Torres Gemelas el 11/09/01. Ah, y la Cristina embarrada hasta los ejes.

Por supuesto que la gran cobertura mediática que le prodigaron Clarin, La Nación y Perfil, no tiene nada que ver con las tradicionales posturas que sus respectivos propietarios han tenido respecto a “Las Locas de Plaza de Mayo”, principales responsables de aquella campaña antinacional de desprestigio que pretendía opacar el brillo del Mundial 78.  Tampoco tiene nada que ver la investigación de Papel Prensa, ni la Ley de Medios, mucho menos el caso de Felipe y Marcela. Además es puramente tangencial que las organizaciones sociales vengan siendo duramente cuestionadas por su rol de llevar adelante emprendimientos con dinero del Estado.

En definitiva, soy un reduccionista si planteo que este es otro de los tantos ataque que las Corporaciones mediáticas y empresarias hacen al gobierno K, o si creo que las constructoras están detrás de los millones que administran las Organizaciones Sociales. Pero para no ser tan mal pensado, tengo que olvidarme de lo que piensa Lilita Carrió al respecto, o del virulento ataque de Morales a Milagro Sala (dicho sea de paso, nadie se acordó de publicar que fue absuelta en el caso de las supuestas amenazas y agresiones al “aterrado” diputado jujeño). Incluso tengo que no haber leído Clarín (quien incluye las noticias en la sección “política”, no en las policiales, ni en la de “Empresarios Corruptos Incumplidores con la ley” –ah, esta sección no existe-):

1) Sobre las intenciones de Clarín: “La denuncia de la Coalición Cívica, sin embargo, acaba de impactar en la línea de flotación de la construcción ideológica kirchnerista y reviste una gravedad mucho mayor para el gobierno que cualquiera de las causas penales que acechan a sus funcionarios. Son los piolines del esquema de poder tejido por Kirchner los que Schoklender, al fin y al cabo un personaje secundario de la historia, acaba de desnudar y poner en crisis. Tarde o temprano tenía que ocurrir porque ese relato imaginario tiene una base material que no se asienta en la práctica de las masas sino en una montaña de dinero.” (Clarín 29/05/11 “Un impacto en la línea de flotación kirchnerista” Por Susana Viau). La mentada denuncia es personalmente contra Schoklender, por supuesto lavado de dinero, sin embargo, para Clarín es un “personaje secundario”.

2) Sobre las empresas constructoras: “Como para completar el panorama, también se quejaron las empresas constructoras del Chaco. El vocero de ellas, Ricardo Siri, había planteado que la Fundación Madres se había convertido en “una competencia desleal avalada por el poder político”. Clarín 30/05/11 “Schoklender y su hermano se robaron plata del pueblo” Por Sergio Schneider.

¿Descarto entonces la cuestión de la animosidad de la acusación? Tratando de leer sólo lo poco que encuentro de noticia objetiva, me animo a decir que esta cuestión se reduce a investigar un descomunal afano de Schoklender a la Fundación Madres de Plaza de Mayo. Cómo hacía después para blanquear la plata, es asunto que se investiga en la causa de lavado, y si existe la denuncia dirigida a Schoklender, es prueba de que la fundación ya era ajena a la cuestión. Todo lo demás que se escribe son especulaciones interesadas de Clarín, piroctenia apuntada a desprestigiar a Madres y a socavar al Gobierno Nacional en época preelectoral. Está bien que la ocasión hace al ladrón, pero… es casi como si, frente a una violación, dijéramos “pero ella usaba minifaldas”.

No sé en las causas, pero al menos en los diarios, no encuentro una sola punta que me permita inferir que hay defraudación al Estado o mal manejo de fondos públicos, es decir, que Schoklender se haya quedado con plata del Estado que debiera ir para construcción de viviendas. Porque la plata se entregaba a la fundación contra certificación de obra, a partir de allí el dinero deja de ser público para ser privado. Más difícil aún es probar alguna complicidad o descontrol de algún funcionario nacional, porque al Proyecto lo aprueba la Nación, pero los contratos de obra se hacen entre la fundación y los municipios o provincias, el Estado nacional gira la plata a una cuenta bancaria que maneja el municipio o provinciae, y ellos son quienes libran los cheques.

Y dejé para último el tema de la “asociación ilícita” que algunos temen involucre a la Hebe. El tipo penal es el siguiente “el que tomare parte en una asociación o banda de tres o más personas destinada a cometer delitos por el solo hecho de ser miembro de la asociación” (art. 210 CP). Pero ojo, diferenciemos claramente lo que significa cometer delitos desde o aprovechándose de una asociación (que podría ser el caso de Schoklender), con formar parte de un grupo que se organizó y perdura en el tiempo con la finalidad de delinquir. El tipo penal  ni siquiera refiere a un grupo que ocasionalmente cometa delitos.
Madres de Plaza de Mayo pudo llegar a ser considerada una asociación ilícita desde la perspectiva de la dictadura en los 70, porque sus actividades quebrantaban sistemáticamente el Estado de Sitio, e incluso, pretenderían “alterar las relaciones amistosas del gobierno argentino con un gobierno extranjero” (219  CP). Pero resulta muy traído de los pelos aplicar la figura a Madres por motivo de un delito económico, sin considerar su finalidad específica y concreta (activa defensa de los Derechos Humanos). Y si me preguntan si con ese argumento le vamos a ir al Juez, les contesto que sí, porque a la hora de evaluar la finalidad específica para la que se conformó el grupo, la historia, su trayectoria, cuentan. Y esta afirmación no tiene nada de sentimentalismo, ni es ingenua, es puro pragmatismo jurídico.

Por supuesto que los redactores de notas de Clarín, La Nación y Perfil saben todo esto. Pero su objetivo no es informarnos, sino ensuciar, deformar y empantanar nuestro razonamiento. Y además saben donde pegar para que duela.

12 comentarios:

Daniel dijo...

Rucio;
éste post es brillante.
Tengo la sensación de que el otro día te ofendiste o decime que me equivoco.
Y sin ningún ánimo de excusarme quiero decirte que la pregunta que te hice no guardaba el menor atisbo de ironía o arrogancia. Entiendo que así vista se puede interpretar mal, lógicamente. Pero la cosa era así:
Veníamos discutiendo desde el blog de Almita hasta el de Ricardo las implicancias que podía tener Hebe a modo penal.
Vos me respondiste algo así como; -"Lo que menos me importa es el asunto de la guita en ésto". Y por ahí me parece va la confusión de interpretaciones.
A mi tampoco me importa un carajo.
Pero;
Está nuestra sensibilidad hacia las Madres que compartimos.
Luego está, toda la mierda junta de la contra y sus medios.
Pero después -y de eso te estaba hablando- están los Tribunales.
Y lo más lógico es que un juez la llame a Hebe y le diga:
-"Señora, usted firmó estos 1.000 papeles jodidos".
Y todos le respondamos a los gritos:
-"Pero ella no se afanó un mango".
A lo que el tipo con todas a su favor va a contestar;
-"Cuando alguien firma algo yo no puedo deducir que lo hace motivada por la confianza de su afecto"
Y esto se agrava en tanto ya salió Schoklender a decir que hay cosas que Hebe firmó en las que él no tiene nada que ver. Opinión que puede seguir ampliando indefinidamente a otras firmas de otros tantos papeles, en la medida en que se vea apretado y jugado.
Finalmente, y sin dudas, el juez terminará beneficiándolo -al menos en ese aspecto- porque tendrá que quedarse con una versión y lógicamente elijirá la concreta. Es decir -"A quien pertenece la firma"?

Eso. Nada más (y nada menos) que da con la posibilidad cierta e irrefutable de que Hebe pueda ir presa (sin llevarse un solo mango a su bolsillo).

Espero me disculpes si me expresé mal pero jamás quise ofenderte.
Por lo demás, valoro tu espíritu reconocedor y solidario que es el nuestro pero que vos expresás con mejor firmeza y convicción tal vez.

Te mando un abrazo.

Rucio dijo...

Daniel, nunca me ofendo con los compañeros que opinan de buena leche. Respecto a la cuestión de los cheque, no es que le haya esquivado al bulto, sinceramente no encontré nada al respecto. Lo único es lo de Clarín: "Mercedes Marcó del Pont. La funcionaria dijo que entre el 4 de abril y el 2 de junio se dieron de baja de la central de datos 33 cheques, por 1.649.938,05". Y los cheques eran de Meldorek, es decir, nada que ver con Madres. El resto de la nota sobre el supuesto "festival de descubiertos" es, meramente una afirmación de Clarín referida a los años 2007-2008, sin corroboración, ni monto, ni emitente, ni firmante, encima, por la fecha, poco tiene que ver con las denuncias que hay ahora. Pero además no es delito librar cheques sin fondos, sino librarlos y no pagarlos después que te interpelan a hacerlo.

argentinolibre@hotmail.com dijo...

Agradecido por la mención, te digo compañero Rucio que vos, con notable lucidez, apuntás más a los hechos que a los temores infundados que desparraman rastreramente los escribas del odio. Y con eso contribuís a disiparlos convenientemente, que es lo que necesitamos ahora. Entiendo perfectamente la seria preocupación que expresan muchos ocompañeros por la suerte que corra Hebe en este trance, pero las verdad estuvo siempre y seguirá estando de su lado, que es el nuestro. Hubiera querido tener claridad suficiente para comentar en el exelente post de Almita al respecto, pero creo que la sensatez y realismo del punto que señalás en tu entrada explica mejor que lo que yo podría algunas cuestiones que son centrales en esto. Configurar una asociación ilícita es altamente complicado en cualquier caso, y en este no parece estar al alcance de la mano del juez. Recordar que los cheques que hasta ahora se nombran no sólo son extemporáneos en relación a la denuncia, como bien señalás, sino que eran de meldorek o estaban endosados por alguna de las empresas en las que se le atribuye participación al hijo de puta. Creo que a nadie se le va a escapar por mucho tiempo más que el dinero que está siendo encubierto por esas maniobras, más las que vayan apareciendo, no proviene de la Fundación, si bien también se le debe habe robado bastante. Pero es evidente que la Fundación fue utilizada como medio de circulación de dineros de otra procedencia que, por ahora, claro, nadie va a proponerse detectar. Pero esa situación se va evidenciar, creo, a medida que los números que reflejen los bienes e inversiones relacionados a SS que aparezcan, se cotejen con las transferencias del Estado a Madres y se achiquen los márgenes de los faltantes. Veremos entonces que no va a haber forma de inculpar a Hebe, al menos bajo la figura de asociación ilícita.
Te mando un abrazo y si querés, para no abusar, la seguimos por correo.

Saludos.

Daniel dijo...

Ojalá amigos sea así y Hebe no quede pegada en nada.
Ahí sacó otro post Almita sumando mucha data. Además hay que considerar lo actuado por Schoklender como apoderado de la Fundación.
Insisto, yo veo jodida la cosa. Hay muchísimo dato dando vuelta y hay como bien dice Rucio muy poco corroborado.

Oscar dijo...

Lo que decís es que el gobierno le da a ciertas organizaciones solamente el 1% del total de las construcciones y el resto se lo da a empresas que solo tienen como objetivo sus ganancias, o sea el gobierno no ha superado ese punto y favorece al capitalismo, Interesante.

Rucio dijo...

Oscar, lo podríamos decir de otra manera. Después de escribir este post me entero que, aparte que las que menciono, también otras organizaciones sociales más pequeñas trabajan del mismo modo.
¿el gobierno favorece a la empresa capitalista o no existe la cantidad de organizaciones sociales lo suficientemente desarrolladas para encarar un mayor porcentaje?

Pibe Peronista dijo...

MUY bueno Rucio!

Abrazo

Ricardo dijo...

Excelente post. Felicitaciones.
Coincido con todo. Pero todo, ¿eh? Yo también les pido que se sigan embarrando si eso significa construir, no sólo casas, techo, sino ciudadanía, dignidad y el conocer la recompensa del esfuerzo.

A mí me parece que lo que hacen las Madres es una continuación lógica, porque, como bien decís, empezaron pidiendo por sus hijos, luego denunciando a la Dictadura, luego pidiendo Justicia y ahora no sólo luchan por la memoria de sus Hijos sino que enarbolan la lucha que ellos llevaron adelante por la igualdad, por las oportunidades para todos, por el derecho al trabajo, a una vida digna, a una vivienda.

Además, ¿qué es lo que le permitió a Franco Macri tener una empresa constructora y construir un imperio diversificado y ahora le impide a las Madres hacer lo mismo? ¿Acaso Franco Macri era ingeniero civil cuando fundó su constructora?

Un abrazo.

Sibaris dijo...

Impecable entada Rucio, comparto tu pensamiento en su totalidad. Tampoco soy objetiva cuando opino ni acá ni allá, sólo quería decirte que esta tremenda operación política duele....
Un abrazo.

profquesada dijo...

Excelente post Rucio comparto 100% sus conceptos y sentimientos. Puede que el problema legal sea "delicado" eso dicen los jueces cuando tiene que tomar decisiones difíciles por el costo que imaginan tendrán que pagar. Allá ellos, es su laburo espero que apliquen la justicia con criterio de hacer justicia condenando a los verdaderos culpables y exculpando a las víctimas del engaño y sobre todo valorando como bien señalás la trayectoria de cada quien. Me parece también que agitar la bandera del miedo, del temor, adelantarse a una acción judicial solicitando el extremo de una renuncia de Hebe es darle el gusto al enemigo y declararse derrotado de antemano solo frente a la amenaza. Todo lo contrario, en honor a lo que significa, a lo que hizo y hace, tenemos que estar con ella incondicionalmete y hasta el final esta es la mejor y la única forma de defenderla y defender el Proyecto Nacional Y Popular. A los tibios los vomita Dios, decía el General

oscar soleras dijo...

Confundir a las Madres de Plaza de Mayo con Hebe de Bonafini es oportunismo o desconocimiento. De hecho cuando Hebe de Bonafini liquida la independencia politica de la Asociacion Madres de Plaza de Mayo , el resto de filiales del interior del pais se retiran de la organizacion absolutamente contrariadas.

Rucio dijo...

Rasco Saleros: Cabalgar sobre las diferencias de los organismos de DDHH, cuando cualquiera de ellos es atacado por las corporaciones antipopulares, es oportunismo, y del peor, no da para segunda opción.