domingo, 13 de abril de 2014

Reporte sobre la incidencia del Paro Nacional en el Paraje de Tapera de Elortondo. (Parte del Subcomisario Elias Scheff)


“Me dirijo a la superioridad a efectos de informar el desarrollo de los incidentes sobre los que se me indaga y que tuvieran lugar en la jurisdicción de la subcomisaría a mi cargo, desmintiendo desde ya los trascendidos que dieran lugar a los maliciosos comentarios emitidos por una radio capitalina.



En Paraje de Tapera de Elortondo el Paro Nacional tuvo la particularidad de iniciarse recién a las 0724, habida cuenta de que el ciudadano de la localidad de Lomas del Tala, Dn. Luis Tamichino, sobre cuya persona pesa la responsabilidad de distribuir los ejemplares de los periódicos de tirada nacional, recién a las 0614 logró despertar al “Turco” Miriam Taleb, propietario del Quiosco y hacer entrega de los ejemplares del día de la fecha. Cumplido su cometido, desayunó el distribuidor en la confitería de la terminal de ómnibus y a posteriori, se dio por iniciado el Paro, teniendo la amabilidad Tamichino de acercar hasta su domicilio al “Gallego” Muslavino, único obrero afiliado al gremio gastronómico de la población. La actividad de la confitería continuó de la manera habitual atendida por su dueño y Sra.

Siendo las 0815, se apersonó en la Subcomisaría el propio Tamichino, siendo atendido por el imaginaria, Agente Carlos Sifuentes. En la oportunidad puso en conocimiento del funcionario que un grupo de 4 masculinos, pertrechados con un redoblante y 6 banderas y un pasacalles todos ellos de color rojo con inscripciones, habían tomado posesión del camino vecinal en las inmediaciones a su empalme con la Ruta Provincial Nº4, obstaculizándole el paso y de ese modo impidiéndole retornar a su localidad de origen. Ni buen fui puesto al tanto me comuniqué con el Cura Párroco para descartar la hipótesis de que integrantes de su feligresía tuvieran la intención de instalar en el lugar un santuario a la memoria del Gauchito Gil. Ante la negativa de la autoridad eclesiástica, alisté preventivamente a la brigada antimotines  integrada por el Cabo Cosme López y el Agente Mario Copenhague y los tres nos dirigimos a caballo al lugar de los hechos para realizar una inspección in situ.

Arribados al sitio del conflicto, inmediatamente pude advertir una divergencia entre lo atestiguado por el ciudadano Tamichino y el cuadro de situación actual, detalle que modificaba favorablemente la correlación de fuerzas en caso de un eventual enfrentamiento. Nos ubicamos a la distancia prudencial que indica el Protocolo de Acción Policial (PAP) para este tipo de procedimientos, me apeé y dejé el arma reglamentaria en custodia de mi subordinado de mayor rango para que no pueda ser juzgada mi actitud como intimidatoria, ni agresiva, ni provocadora por los sospechosos, según indica el PAP.

Ipso facto me acerqué a su emplazamiento, confirmando lo percibido en el primer vistazo: no se trataban de cuatro (4) masculinos, sino de tres (3). Usando el lenguaje coloquial que indica el PAP, para evitar poner nerviosos a los increpados, tomé contacto comunicacional oral con uno de ellos, el único que se encontraba despierto y sentado en la banquina tomando mate dulce, ya que los otros dos dormían en posición de cúbito dorsal sobre el camino, protegiéndose de la intemperie con uno de los pasacalles que relacionara Tamichino.

Invitado a identificarse, indicar ocupación y preguntado el ciudadano sobre el propósito de su actitud, dijo llamarse Juan Alberto Velasichini, oriundo de la localidad de Lomas del Tala. Indicó asimismo, mostrando su pechera blanca con letras azules, su pertenencia a la CCC (Corriente Cansina y Curativa), y que los restantes integrantes del grupo eran Jerónimo Aspavento y Luciano Milocchi, ambos integrantes del MANSOTroska (Movimiento Auténticamente Neo Socialista de Orientación Troskista), integrante de la 3era Escisión de la IV Internacional. Que al igual que Arturo Morelli, a quien retirara del lugar su Sra. madre hace instantes, perteneciente al S-PT (otra facción), eran estudiantes de la carrera de Filosofía Materialista Dialéctica y Letras Góticas en el aula satelital que funciona en el CIC de Lomas del Tala. Indicó que su propósito era el de hacer sentir el clamor de la clase obrera expoliada por Rodrigazo en Cuotas y el Ajustazo que pergeña la dictadura K, logrando que el Paro Nacional no sea un paro dominguero sino una herramienta para que se imponga consciencia de clase a los trabajadores y así unirlos con los proletarios egipcios y ucranianos que ponen en crisis las contradicciones del sistema capitalista. Me pidió también que tenga a bien mencionar en mi informe que apoyan a la lucha del pueblo boliviano por la salida al mar, sin que ello implique adherir al populismo reformista de Evo Morales, agente del imperialismo.    

Invitado a deponer su actitud obstruccionista del tránsito y explicado que implicaba un riesgo para su propia persona y los restantes transeúntes, como así la presunta infracción de disposiciones legales del tránsito y ordenanzas municipales en vigencia, explicó en su descargo que las altas consignas que defiende en su lucha no pueden ser limitadas por normas de la legislación burguesa ideadas para esclavizar a las masas, diluir su consciencia y expoliar a los trabajadores, perpetuando un esquema de injusticia capitalista.  

En vista a que resultaba claro que el sujeto estaba convencido de persistir en su actitud desacatada, y de que los otros dos se despertaron y que, mientras uno con un megáfono cantaba canciones injuriantes y me gritaba “¡fuera cerdo fascista, abajo la provocación estalinista!” el otro le arrojaba panfletos a mis subordinados, decidí retornar junto a la tropa expectante. Ordené entonces al Cabo Cosme López retornar al trote a la Subcomisaría y volver con el patrullero y refuerzos suficientes, sin que ello implique dejar desguarnecida la Delegación.  

Con una demora sensible, a las 1158 retornó de su comisión mi subalterno acompañado por el Agente Milcíades Peñalba, conduciendo el patrullero. En su parte me informó que, a pesar que en el pueblo la actividad civil y comercial era absolutamente normal, ya estaban en conocimiento del incidente del piquete y le manifestaron su preocupación tres vecinos que debían dirigirse a trabajar a Lomas del Tala a tomar el turno de las 1400 en la fábrica de alimentos para gatos y Benito Moscosso, el almacenero, que esperaba la llegada del camión del distribuidor a las 1600. La preocupación de este último radicaba, principalmente, en que si no se verificaba la visita, el pueblo podría sufrir el desabastecimiento de harina, tabaco, durazno al natural y dulce de batata casi inmediatamente, dado lo reducido de su stock.

Atento a las novedades, puse en inmediata ejecución el procedimiento que para estas situaciones de crisis dispone el PAP, con las adaptaciones del caso habida cuenta de lo reducido de la dotación. Dimos los dos llamados de atención e intimaciones a despejar la arteria, haciendo caso omiso a las mismas los implicados. Sí pudimos advertir que inmediatamente, al primer aviso, se declararon los desacatados en estado de asamblea y movilización permanente, notándose fuertes y agrias desavenencias entre los mismos. Antes de que iniciáramos las maniobras de despeje, y sin someter moción alguna a votación, el sujeto que se identificara como integrante de la CCC y uno de los pertenecientes al MANSOTroska, la emprendieron a golpes de puños y con la caña que sostenían una de las banderas contra el otro integrante del MANSOTroska. En ese instante el operativo diseñado en primer instancia se desvirtuó, ya que abandonamos nuestro original propósito y debimos acudir a proteger la integridad física del que se hallaba en minoría.

He de reconocer que aprovechamos furtivamente la ocasión presentada, y vimos facilitada nuestra tarea de impedir que se siga perpetrando el corte del camino vecinal con menores dificultades a las previstas, logrando la detención de los tres infractores sin sufrir bajas ni contusiones de nuestro lado.

Pusimos inmediatamente a los tres a disposición del Juez competente quien les imputó lesiones recíprocas en riña, incautando las banderas, las cañas, el pasacalles, el megáfono y el redoblante. A su vez, intervino el Juez de faltas local quien pretende multarlos por obstrucción del tránsito en violación a la ordenanza local sobre la materia. De nuestra parte, le hemos impuesto dos días de arresto por desacato y alteración del orden público. El intendente de Lomas del Tala (tío del cuarto implicado) ha intercedido ante la superioridad, para que no imputemos los mismos cargos, pero en grado de tentativa, a Arturo Morelli.

Creo que este relato de los hechos que formulo en mi descargo, ha de ser suficiente para evacuar cualquier duda de la superioridad que haya sido inspirada en las maliciosas especies esparcidas por la prensa capitalina. Tampoco es cierto, como afirmó el periodista, que se mantenga retenidos a los mencionados en razón de pretender aplicárseles, a modo ejemplificador o para desalentar la protesta social, la Ley Antiterrorista, sí en cambio reconozco que seguimos estudiando la posibilidad de aplicarles la Ley de Vagos, a menos que se apersonen sus padres a acreditar su condición de alumnos regulares que invocan, u otra actividad honesta, tal como se les ha requerido.

La confusión diseminada sobre los hechos ha sido de tal magnitud que, incluso en respaldo a lo reseñado por este agente del orden, mientras que la Conducción Provincial del Partido MANSOTroska ha emitido un comunicado repudiando el accionar policial, el Comité Central local del mismo partido analiza la posibilidad de expulsar de sus filas al agredido por no acatar la decisión de ‘retirarse estratégicamente hasta que estén dadas las condiciones subjetivas y materiales de iniciar la resistencia al régimen y encaminarse hacia la revolución permanente’ adoptada en la asamblea por mayoría especial de 2 votos contra 1.

Creo no tener nada más que informar a la superioridad.
Saludo a Uds. atte.

Subcomisario Elias Scheff
Paraje de Tapera de Elortondo.”  





9 comentarios:

Antonio (el Mayolero) dijo...

Muy bueno! Me recordó a los "Sumarios Policiales" de Chamico (Conrado Nalé Roxlo).

jfc dijo...

ídem un fabuloso programa de trasnoche en radio mitre, con quien ahora hace de comodro en nacional con barragán, aquello era en una comisaría y lamentablemente no figura en la wikipedia de mex urtizberrea, quizás porque su papá era invitado de lujo comentando tangos con letras en lunfardo.
Muy buena reseña rucio!

jfc dijo...

lo del papá lo dije porque a lo mejor le trae un triste recuerdo
Además de mex, trabajaba el comentarista de box, que también hacia mucho mejor papel que en los rinsides. no recuerdo el nombre de aquel radioprograma...

Iris van Kirsten dijo...

Buenísimo :-)

Mauricio dijo...

Excelente!

Anónimo dijo...

zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz

profquesada dijo...

Excelente, me gustó mucho y aunque parezca una crónica inspirada en el realismo fantástico o el tropicalismo, no hay nada de eso. Es una perfecta metáfora de lo que fue el paro de Barrionuevo.

Anónimo dijo...

profquesada, si fue un paro de Barrionuevo deberíamos preocuparnos aun más: ni los pájaros volaban.

Toto dijo...

Un capo Don Rucio!!!