martes, 17 de enero de 2017

Fauna amarilla.


Este blog, en un esfuerzo inusitado llevado a cabo con el apoyo de National Geographic y Animal Planet, ha logrado identificar y caracterizar algunas de las nuevas especies que en estos días pueblan la jungla política local.

Esperemos que el nuevo desafío emprendido resulte de utilidad a nuestros lectores, y esperamos comentarios que amplíen los incompletos conocimientos hasta aquí aportados.





PRIMOTE

Este no es cualquier mono, no debe confundírselo con los primates, ya que mientras estos normalmente carecen de cola prensil, el primote tiene cola de paja que le permite prenderse en todas. El primote es muy adaptable gracias a su capacidad de hacer sociedades (normalmente anónimas) con otras especies, e incluso de hacerse cargo de empresas de otros primotes que se encargan de otros menesteres relacionados con los beneficios para la especie que implica estar también del otro lado del mostrador.


AVINO

A pesar de su aspecto palmípedo, lo que muchas veces lleva a confundirlo con un ganso, el avino jamás pisa zonas inundadas y prefiere mantenerse a prudente distancia del fuego, al que sólo se arrima cuando está extinto. Los estudiosos no han logrado determinar con certeza cuál es su hábitat natural, el animal tampoco sabe nada del medio ambiente. Cuando se ve amenazado, como el ñandú, esconde la cabeza bajo la tierra y recorta sueldos a sus asesores, pero a diferencia de éste no corre, vuela.


TERONISTA

Astuto ave zancudo que, para preservarse, canta la marchita por un lado pero pone los huevos en otro. En ciertas épocas los teronistas suelen ser muy apreciados, incluso cotizan muy bien en ámbitos parlamentarios. Algunos suelen ser exhibidos en televisión, para lo que se les enseña  largos parlamentos que agradan mucho a los lagente. También son muy buenos garrocheros. El teronista es un animal domesticable,   se adapta rápidamente a nuevos amos y manadas, de modo tan fácil como vuelve al redil.


PÁJARO DE CUENTA EN SUIZA

No es un ave de paso, sino de pases. También conocido como pájaro escribano y más recientemente como avespía. Es un ave de rapiña que vuela muy alto, bien Arribas, que caza para otros en inmediaciones del Riachuelo y se la lleva toda a Suiza. Se supone que ha desarrollado una relación simbiótica de tipo subordinada con el mosito lavador.


MARIUGENIETA (o MOSQUITA MUERTA)

A pesar de su apariencia inofensiva y su imagen positiva, es flor de bicha. Algunos consideran que es un animal rastrero, pero como toda gallinácea, no tiene inconvenientes de cagarte desde arriba de un poste. La mariugenieta habita en la provincia de Buenos Aires, aunque algunos biólogos sostienen que podría extenderse con facilidad por el resto del país si este año no es depredada por la yegua efepevencis. 


BIENTEVEO (o PAJARRACO CAGATINTA)

El bienteveo es un ave de vuelo bajo, que en tiempos pasados quería preguntar y súbitamente ha evolucionado perdiendo todo espíritu crítico. Paradójicamente, aunque se considera a sí mismo independiente, gusta vivir en jaulas de oro. Obtiene su alimento del mosito lavador, a cambio de lo cual lo ensalza con dulces trinos, ataca fieramente a sus enemigos y le esconde las cagadas. 


PERROPUTO

Este cánido reconoce varias subespecies y cruzas (un individuo puede tener genética de más de una subespecie), como el perroputo cegetudo, el perroputo pymero, el perroputo elector, etc. Todos ellos se dan cuenta que el mosito lavador los está culeando, pero ponen cara de nada y, de a ratos, hasta pareciera que les gusta. Como defecto se puede apuntar que el perro puto suele morder la mano del que le da de comer. 


TORORRICCO GUASQUEADOR (del inglés BULLRICH HITTER)

A veces se cree que el tororrico es pariente de los teronistas, pero que, a diferencia de estos, ha detenido su camino evolutivo.  En realidad el tororrico desciende de los gorilas al-vinos. A veces, en su juventud, algunos ejemplares tienden a distanciarse severamente de ellos, pero suelen ser, más tarde, acogidos nuevamente en la manada.

Los tororricos tiene la particularidad de relacionarse con ejemplares de otras especies de manera muy disímil según su edad. Durante los primeros años pretenden educarlos y adaptarlos a su forma de vida; en cambio a los ejemplares jóvenes y adultos, suelen someterlos mediante extrema violencia; mientras que a los ancianos les quitan el 13% de la jubilación. 


AVE DEL PARAÍSO FISCAL

Al igual que en el caso de los tororricos, esta denominación “encubre” varias subespecies, evasiones, contrabandos, lavado y fugas de capitales. La más conocida es el Ave Lira, llamada así por ser una subespecie bastante numerosa venida de Italia aproximadamente a mediados del S.XX, aunque la más abundante es el ave dólar, seguida en cantidad por el aveuro, y las raras asiáticas aves yen y yuan. Todas son migratorias y poco afectas al riesgo de asentarse definitivamente en el país.  Actualmente proliferan exitosamente habida cuenta de la prohibición del artilugio utilizado para su caza (cepo cambiario) y de la persecución que sufre su principal enemigo: el coguiyote moreno.


URRACA SENATORIAL

Como todas las urracas, es afecta a acumular objetos brillantes, que trae a su nido desde largas distancias. La diferencia con las urracas comunes es que la senatorial no siente la necesidad de declararlas cuando las  ingresa al país, ni de presentar balances. Se dice que la urraca aprende a hablar, pero en realidad emite sonidos más o menos articulados, pero incomprensibles, habitualmente desubicados y normalmente faltos de veracidad.
Hay quienes observan que tiene dificultades para desplazarse, pero para otros ello no impide que sea tan ligera como para agarrar un ñandú al trote.


MOSITO LAVADOR

Existe un encarnizado debate académico en torno a si el mosito lavador se encuentra o no en la cúspide de la cadena alimenticia. Quienes así lo creen fundamentan su postura en la bien conocida capacidad del mosito de establecer relaciones simbióticas con otras especies, en algunas casos de tipo mutualista, la mayor, de tipo parasitaria. Es de apariencia física muy similar al mapache, pero el mosito es autóctono, pero no mucho. Lo que sí se ha establecido es que el mosito no es más que el primote que se dedica a otros menesteres del otro lado del mostrador.

Cuando el mosito lavador se siente amenazado, suele utilizar la táctica de distraer al atacante dirigiendo su atención a otra especie, preferentemente hacia el “pater lavador” (predador exótico también conocido como ave lira).


TROSKOBAYO

En ciertas épocas los troskobayos solían reunirse en cantidades bastante interesantes a cortar calles para solidarizarse críticamente y sin perder la identidad con unas especies y repudiar enfáticamente a otras. No se conoce el motivo por el cual han cambiado radicalmente sus hábitos, ya que ahora es costumbre verlos recluidos dando vueltas en la ruedita y haciendo fotocopias pacíficamente.

AVE DE PRESA POLÍTICA

El ave de presa política habita en el NOA. Es un animal carroñero que somete a otras especies a las que presume culpables sin admitir prueba en contrario. No sólo las atrapa, sino que gusta de romper sus hábitats y centros de esparcimiento.
Ni bien logra asentarse, forma en torno de sí una sociedad sumamente jerarquizada y subordinada, pero aparenta  distribuir poderes entre sus pichones y otros bichos que se le suman a su nidada. 
La comunidad internacional la declaró plaga, pero a pesar de ser muy dañina, su relación simbiótica con el mosito lavador, los bienteveo y algunos teronistas le permite subsistir en su territorio de caza. 



3 comentarios:

Gustavo Marcelo Sala dijo...

Por mi Pago dorreguense pulula un ofidio muy peculiar llamado radipro. Es amarillo y tiene la cola roja. Es una suerte de víbora parasitaria que vive en los cementerios, lugares en donde se erige como gobernanta. Come las flores que tributan los deudos y bebe del agua de los canteros de las tumbas. Ante un entierro se mantiene alerta exhibiendo prácticas onanistas demostrado de ese modo su excitación ante el convite.. Son longevas, recién a los cuarenta años comienzan a explorar el terreno. Mudan su piel cada cuatro años y esto, curiosamente, lo realizan en épocas electorales. Se procrean por ósmosis inversa..

Liliana de Solano dijo...

Se superó compañero Rucio!!

Gaidita dijo...

Don Rucio, le anda faltando el bobenco, un bichito que se muestra como mostrenco, rebuzna por las redes, parece coceador en las épocas blandas, pero en realidad es un dócil domesticado que cuando la mano viene dura no sabe dónde pararse y por las dudas acaba en las veredas del más cojudo, eso sí "siempre sin querer ni darse cuenta". El bobenco aunque su nombre parezca indicar cierta inocencia, es peligroso, amigo, es peligroso, porque tiene una corte de incautos a los que emboba con su labia y buen decir, a punto tal que ni siquiera se dan cuenta que cambiaron de vereda "sin querer y sin darse cuenta..."