jueves, 1 de septiembre de 2011

¡BIENVENIDOS AL TREN!

(versión recargada y completa)


Al menos para los entrerrianos que vivimos sobre la costa del Uruguay, la puesta en marcha del “Tren de los Pueblos Libres” es una noticia con mucho significado. Nuestra tierra y nuestro pueblo fueron parte de aquella quijoteada libertaria e igualitaria de José Gervasio Artigas, y estuvimos integrados a sus sueños mucho antes de que el centralismo porteño nos aceptara como argentinos.


No se si decir que crecimos “hermanados” con los orientales, porque el fútbol siempre representó un escollo infranqueable, pero puedo asegurar que cualquier colonense o concordiense conoce su ciudad casi tan bien como a su vecina Paysandú o Salto en la otra orilla. Las radios y canales de TV entremezclan sus audiencias y el termo bajo el brazo no es un distintivo de nacionalidad cualquier domingo en cualquier costanera.

Nos unimos físicamente a través de puentes simultáneamente con los uruguayos (Paysandú-Colón 1975, Fray Bentos Pto. Unzué 1976, puente de la Represa Salto Grande 1982) y con los bonaerenses y porteños (Zárate-Brazo Largo 1975), y sufrimos juntos, de uno y otro lado, la demencia de los cortes de puentes (1307 días duró el de Fray Bentos Pto. Unzué) y rutas que tuvo al profesionalísimo De  Angelis como estrella rutilante del firmamento de los piqueteros blancos.


A principios de mes, recibimos la buena noticia de que Cristina y el Pepe tomaban cartas en el asunto de dar fluidez en el tránsito fronterizo (situación de la que me quejaba acá), el lunes se abrió esta nueva feliz etapa de integración con la inauguración del ramal “Pilar-Paso de los Toros” (en una segunda etapa CABA-Montevideo), retomando la experiencia de ferrocarril binacional abandonada en 1985.

“Pueden venir cuantos quieran
Que serán tratados bien,
Los que estén en el camino
¡Bienvenidos al tren!”


Cambiando de tema (literalmente).

“Toda esa gente parada
Que tiene grasa en la piel,
No se entera
ni que el mundo da vueltas”.

Por supuesto que existe gente a quien la trascendente 
buena nueva le importa un carajito a la vela.

No voy en tren, voy en avión.
Mientras que Cristina enfila su convoy a octubre en tren de una apabullante victoria, escogiendo la “vía” de la integración latinoamericana, el perturbado De Angelis siente como el “deja vú” de aquella resonante caída de su avioneta, allá por septiembre del 2008. 


Es cierto que por entonces los agrogarcas subieron rápido en el aprecio popular, pero ahora se atribulan pensando que todo lo que sube debe bajar y que cuando más alto subís, más ruido haces al caer.

Yo no quiero sembrar la anarquía.
El mal que aqueja a la oposición política es no encontrar el medio de despegar de la rotunda derrota del 14 de agosto. Agitar fantasmas de los ‘70 (invocando a “las banderas que son y fueron subversivas”), para Eduardo Duhalde, no parece mejor estrategia que la invitación a iniciar el carreteo hacia el modelo económico y educativo chileno, en plena debacle.
Con tal discurso, sus expectativas para octubre corren serio riesgo de estrellarse contra la cordillera.



Yo tan sólo les digo que es un bajón.
Después del Magro 3%, el anhelado sueño presidencial de Carrió ha sido sepultado muchos metros bajo tierra. La perspectiva seria de que se le dispare hacia el Pro su secuaz, la Piba Bullrich, ha de resultarle un problema menor frente al inconmensurable desafío de retornar a la superficie del mundo político.



Presiento el fin de un amor en la era del color.
Ya se apresta a zarpar nuevamente la nao de al UDeSo, lujoso crucero que otrora prometiera a sus pasajeros que ni Dios podría hundir sus pretensiones electorales. Más ni Alfonsín ni De Narvaez parecen apreciar en su real dimensión la punta de iceberg que representó la frialdad con que el electorado los recibió en las PASO. ¿Sobrevirá al inminente naufragio la ocurrente pareja?



Voy pateando basura en el callejón.
En cambio, los que parecen haber atinado mejor para remontar el resultado del 14/8, han sido Hermes Binner y Adolfo Rodriguez Saa. Ya cada uno está preparando su nuevo lanzamiento, alentados por encuentas que los proyectan a los 2º y 3º puestos en la preferencia del electorado.
Pero atención, empezada la cuenta regresiva, es necesario que revisen y ajusten bien los detalles del despegue, puesto que tan ambiciosa empresa, así como los podría impulsar al estrellato político, también podría culminar en un nuevo desastre de dimensiones astronómicas.



Yo no quiero vestirme de rojo.
Por último, quien alega motivos para el festejo por su resultado en las P.A.S.O. es el candidato trotskista José Saúl Wermus, más conocido como Jorge Altamira. 
Imposibilitado el kirchnerismo de silenciar a la izquierda, tiembla ante el rugir de los motores revolucionarios calentando para el 23/10. La escuadra se coloca en la grilla en lo que podríamos considerar su pole position histórica, cual el Cavallino Rampante conducido por el Lole Reutemann en el '78, pero con las mismas expectativas de campeonar al menos una vez.
Bueno, hubo destinos peores, incluso más vergonzantes, en la escudería rosa.




5 comentarios:

Moscón dijo...

"Recorriedo el reflejo de la historia en la actualidad de la mano de Charli"¡Ja!¡Buenísimo!

Ricardo dijo...

Alfonsín va a perder votos en la región centro: CABA, PBA, Cordoba y Santa Fe, pero Binner no va a ganar votos en el NOA, NEA o Sur: legitimidad segmentada será la de Hermes, je.

Pibe Peronista dijo...

jaja me hiciste cagar de risa, sos un maestro!

abrazo

profquesada dijo...

Muy bueno Rucio, dos recorridos de Pilar a Paso de los Toros con el tren de la unidad, todo un símbolo de los nuevos tiempos entre el Uruguay y Argentina y el recorrido amargo e incierto de la oposición (?)de las PASO a Octubre. Buen trabajo. De todo me quedo con el Tren que Une. Es realmente bello por donde se lo mire, por todo lo que deja atrás al comenzar a moverse.

Daniel Mancuso dijo...

Rucio, el mejor musicalizador del bloguerismo peronista, te felicito, maestro, abrazo