domingo, 5 de diciembre de 2010

SE ARMO LA GORDA!!!

Hay que reconocer la capacidad de los otros, lástima que la eligieron de Diputada Nacional y no de primera voz del elenco estable del Wiener Staatsoper del coliseo Hofburgtheater. Me refiero a la Carrió en la discusión del Presupuesto Nacional.
Apareció cual Valquiria, su dorado rostro, sus cabellos rubios con bufanda al tono, su imponente porte de mamushca XXL enfundado en finas sedas negras. Impactante ante las cámaras de TN show.

Lilita delató un nuevo Pacto de Olivos porque los radicales dieron Quorum. “De que se queja?” Me dijo un radical ofuscado: “- A la Gordita no le fue tan mal con el Pacto de Olivos. Gracias a eso y colgada del saco de Alfonsín fue Constituyente en el 94”.
Lilita difamó hablando de una nueva BANELCO. “Pero que dice?” Salto un frepasista: “si por entonces ella era la voz cantante de DelaRua en Diputados y lo cuereaba a Chacho Alvarez porque los denunció”.
Lilita dilató, y amagó a irse con su banda, seguida por los peronistas federales. “Ves?” Me codeó el “solipsista” (único seguidor de Felipe Solá) – “Después nos quejamos cuando nos dicen que es la jefa de la oposición…”
Y el coro!!! Que grande el coro de niñas ingenuas del orfanato de Santa Euclides!!! Que sincronización con los flashes de TN desde el Congreso!!! Casualmente, cada vez que anunciaban “Y volvemos al Congreso” una voz de niña compungida denunciaba haber sido llamada por algún alguien que quería pedirle algo deshonesto que ella se negó a escuchar… Pero estas señoras ¿son diputadas discutiendo el presupuesto de la Nación Argentina o se creen que son la cuarta vocal suplente de una comisión vecinal que organiza una feria de platos en beneficio de la puesta de un farol en la esquina?
En definitiva, después de dos meses de silencio, Lilita volvió a cumplir su amenaza. Se acuerdan de aquel programa con Longobardi? “Las cosas se hacen por ley o por presión” había dicho “si no atienden a la agenda de la oposición, los dejamos sin presupuesto”. Eso en mi barrio se llama chantaje.
Lo cierto que pudimos presenciar un obra teatral montada en el Congreso Nacional, cuya inefable protagonista, avalada con los votos de tan sólo 344.000 porteños (19 %, tercera cómoda) pretende imponerle a quien fuera elegida para gobernar la argentina toda por cuatro años (con una aceptación actual de más del 60 % de los ciudadanos) un presupuesto elaborado por su camarada, el ex niño de oro del menemismo y ex Presidente del Banco Central puesto por Duhalde y JP Morgan, Alfonso Prat Gay. Como diría mi patrón “no importa donde naces sino con quien pastes”.

Es así… Nunca faltan actores principales y otros de reparto. Pero lo que pocas veces se reconoce es a los libretistas, directores, escenógrafos y maquilladores. Y mucho menos a los claques, es decir esos que cobran unos pesos por aplaudir y vivar para magnificar la escena.
Los argentinos apenas empezamos a percibirlos. Nos venimos dando cuenta que detrás de escena, existen tipos que “diseñan” candidatos y discursos a la medida de lo que queremos escuchar, y una vez que “compramos el producto”, desde la sombra de los telones, existen otros que le soplan a los políticos la letra de sus conveniencias.
Entonces vamos aprendiendo, por ejemplo que Duran Barba no es un personaje de una propaganda de Gillete, y que existe otro Magneto distinto al villano de los X-men, pero tan ruin y de poderosa atracción como ese. Hasta parece que tenemos que afirmar que la única “prensa independiente” que queda en pié es el órgano de difusión del Rey de Copas de Avellaneda.


¿Pero tanto nos cuesta entender que es así? Y sí, parece que somos tan malos lectores y analistas de noticias que seguimos creyendo que cualquier cosa que dice el diario es cierto y que lo que no dice no existe. No nos fijamos nunca en el contenido político de las editoriales, menos leemos entre líneas o buscamos la intencionalidad en la supuesta objetividad. Y para peor ni siquiera cotejamos que lo que dijeron ayer es lo contrario a lo que sostienen hoy. Pero lo más grave, no damos bola ni siquiera cuando confiesan sus verdaderas intenciones ¿o acaso por qué se creen que Mitre impuso el lema de su diario "La Nación será una tribuna de doctrina" que se mantiene desde 1870?

Y como me gusta decir… en todos lados se cuecen habas… aunque localmente a algún periodista gráfico le corresponda más el valor de “claque” que el de libretista o director. Como les explico?... pongamos por hipótesis que los colonenses consumen un diario desde, digamos, 1883, de confeso y conspicuo espíritu conservador, el cual en su momento no ocultó su sintonía con la dictadura militar, y en el que hasta hace poco pululaban en sus páginas notas de un apologista de los criminales.
Supongamos que la virtual desaparición del Partido Demócrata de Entre Ríos, remozado en los ‘90 con su alianza al Partido del Ingeniero Alsogaray, lo hizo tender redes en busca de nuevos referentes ideológicos. En un primer momento (por 2003) primó la coherencia y cantó loas y sonetos a Ricardo Lopez Murphy. Pero después parece que primó el pragmatismo (objeto usualmente de cuero, apto para el bolsillo del caballero y la cartera de la dama). Y, siempre en vía de supuestos, que la tribuna de doctrina local degeneró en claque.
Pero, mejor será para la semana que viene cuando les cuente como Entre Ríos de aparentes noticias se esconde la propaganda y se cuelan los mensajes, las amistades de copas y las preferencias.
Como diría mi patrón  “dime con quien andas y te diré quien eres”.

(Publicado 13/11/10 en "Inkorregibles" - FM 102.3)