miércoles, 16 de noviembre de 2011

¡BARBAROS..! Con Lanata NO!

Ernestino TNnbaum dice que esperó 6 días para escribir esto en la revista “Ultra-K” Veintitrés. 

En esos 6 días Cristina, después de su descollante discurso, se reunió con Obana en el marco del G-20; a Macri se le derrumbó otro edificio con muerto incluido; asesinaron al Comandante Alfonso Cano; Cavenaghi hizo 4 goles en un partido; se llevó a cabo la XX Marcha del Orgullo Gay en Bs. As.; el gobierno se sentó con la UIA a discutir los subsidios a las empresas privadas; los uruguayos se pusieron como locos porque Sarkozy los acusó de ser un paraíso fiscal; el Sandinista Daniel Ortega arrasó en las elecciones en Nicaragua; Macri piensa en triplicar la tarifa del subte; YPF descubre en Loma de la Lata el yacimiento petrolífero más importante en el país; se terminó la era Bergoglio; los eurotecnócratas se llevaron puesto al Papandreu, y a sus intentos de formar un gobierno de coalición y de llevar adelante un plesbiscito; Berlusconi niega que va a renunciar y después promete renunciar; Cristina inauguró una Universidad en Ezeiza; volvió la Virgen de Guadalupe a la cancha de Colón; el surfista Garret Macnamara bate el record cabalgando una ola de 27 metros… 


Como todos sabemos, Lanata dice haber sido agredido verbalmente y tosqueado desde un edificio mientras daba una conferencia en el patio de la Universidad de Palermo. Una semana después, para TNnbaum parece ser el acontecimiento más relevante del período, tan importante que exige una declaración oficial de repudio, si es posible de la propia boca de la Presidenta. 



No entraré en ironías respecto a la escala sobre la relevancia de las noticias del autor, ni voy a entrar en detalles sobre el chiquero que arma Ernestino tirando y mezclando imputaciones a tontas y locas para darle un marco de mayor espectacularidad y dramatismo a lo supuestamente acontecido a su ex mentor, un marco que pretende justificar por que un periodista de su trayectoria, inteligencia y abultados honorarios destine una columna semanal a un suceso que no supera el mote de anecdótico. En cambio, sí, me voy a atrever a perpetrar dos de los pecados capitales que denuncia TNnbaum como posible actitud frente al “aberrante hecho”. Voy a confesarme como uno de los que piensa correcta estas 2 actitudes: “4) Se puntualiza que el agredido es un provocador y que sus opiniones son tan violentas como la reacción que recibió. Opinar distinto, aun con agresividad, es lo mismo –en este caso– que apelar a la violencia física contra quien opina. 5) Y, finalmente, se destaca que el agredido es un reverendo canalla, durante largos minutos. Con eso, ya no importa absolutamente nada el episodio, ni la reacción a él. Lo que importa es que el tipo es un hijo de puta.” Me cachaste TNnbaum… yo soy uno de esos, y lo digo acá, pero sin cinismo ni hipocresía. 



¿Cómo no me voy a sentir agraviado por un tipo que usa la mentira como mecanismo permanente para golpear a quienes piensan como yo? Si por el hecho de concurrir a actos oficialistas me acusa genéricamente de hacerlo por el chori y el tetra, o por el hecho de “ser K” y tener un blog me cosifica y masifica sin más como “a sueldo” de un Gobierno ¿por que yo no me puedo ofender y él sí está legitimado para hacerlo cuando le dicen “Gordo de Clarín” o “a vos te manda Magneto”?. ¿Cómo no me voy a sentir sujeto pasivo de su agresión? ¿cómo no me voy a sentir vituperado por su sanata canallesca, por su pérfida inquina? Porque no jodamos, Lanata no es un crítico de las políticas de este gobierno, no viene de buena leche a “opinar distinto” en un franco y distendido debate democrático y constructivo. Lanata tampoco es el carnicero de mi barrio con quien discuto gratuitamente, ni otro político que se para sobre sus convicciones para ofrecerme una alternativa. Lanata ha hecho su medio de vida de calumniar y provocar, ávido de ganar la audiencia, la lisonja y el aplauso de los sectores de poder más concentrados de nuestro país, y (si le da el cuero) del mundo. 

¿Si mi importa el episodio? No, realmente, no. Ni siquiera estoy seguro de que haya sucedido, o que no haya sido magnificado. Porque seamos claros, a los tipos como Lanata no les gusta parecer agresores, claman por que acontezca algún milagro que les permita victimizarse, parecer los débiles como Clarín. Lanata debe llorar todas las noches el dolor de no haber estado en los pantalones de Alejandro Grahan la noche en que recibió la formidable piña de Luis D’Elía. Lanata tiene a disposición de su florida verba al Multimedios Clarín, a la cadena Prisa, a Ted Turner, a La Nación y a Perfil, y a través de ellos se mete en nuestras casas e insulta nuestra inteligencia y nuestras convicciones. Otros sólo cuentan con la suerte de tenerlo cerca una vez y gritarles desde un balcón que piensan que es un mercenario. 



Por supuesto que TNnbaum piensa que esa metodología es incivilizada, que está fuera de los cánones de etiqueta que imperan sobre la libertad de expresión, que admite sí que se putee y se trate de fascista a un gobierno democrático y popular desde los foros televisados, pero que ve con asco la barbarie de señalar a un periodista desde un balcón o desde un cartel. Debe ser por aplicación de la misma lógica que sostiene que un bombardeo con aviones no tripulados sobre una población civil es un hecho de guerra, y una cascoteadora intifada es un acto terrorista. 

Y dejémonos de boludear… nadie atacó a la libertad de expresión ni inició la persecución a los periodistas que se dicen independientes (pero son militantes de las causas inconfesables), solamente 2 o 3 locos le gritaron a Lanata que pensaban que era un impostor mercenario (menos amablemente, claro), lo mismo que nosotros pensamos y lo mismo que TNnbaum sabe a ciencia cierta que es. 

Y discúlpenme, pero a las piedras, para creer, quisiera haberlas visto caer.


video


10 comentarios:

Daniel Mancuso dijo...

muy bueno, te merecés un sánguche y vino tinto del bueno, aparte del subsidio, qué trabajito te tomaste para contestarle a TN_Baum, demasiado, ya podés descansar, cerrá la netbook de conectar igualdad y emborrachate, abrazo.

Rucio dijo...

No jodas Mancuso que SÍ tengo una netbook de conectar igualdad... alguna me tenía que tocar che. Abrazo.

Ricardo dijo...

Tengo la impresión de que efectivamente algún boludo debe haber tirado unos cascotes de morondanga. Unos periodistas de La Gaceta estaban ahí y twittearon en el momento que le tiraban piedras al buenazo de Lanata.

Ahora, pensar que un pelotudo que tire piedras forma parte de este conflicto azuzado por "periodistas" "independientes", de guerra de vedettes periodísticas, es un poco mucho. Más, como decís, habiendo tantos temas importantes a los cuales dedicarles tiempo. Y caracteres.

Y para coronar la cuestión, me hizo ruido este párrafo de Tenembaum: "...el Poder Ejecutivo consideró un detalle menor que en la Argentina personas que se identifican como oficialistas apedreen a periodistas de primer nivel, sobre los cuales se puede opinar cualquier cosa pero en ningún caso poner en tela de juicio su compromiso democrático...". Mirá, no se, pero creo que yo no pondría ni siquiera las manos de un maniquí en el fuego por el "compromiso democrático" de Lanata.

Anónimo dijo...

A mi me puteó un suizo porque soy negrito: debo ir al Inadi o no me corresponde?

Adán De Ucea Queralt dijo...

Muy buen enfoque, incluyendo el apropiado videíto. Siga rebuznando y no mezquine caracteres, menos en caso de derrame de palabras+ palabras- (?)
Y el que no creía en Magdaleno hace dos décadas (uh, estamos viejos), ¡que tire la primera piedra! (uh, así no era).

Pibe Peronista dijo...

"Tosqueado" jaja, me encantó el término. El gordo ese y el otro arrastrabirome que fue alumno de él, que se vayan os dos a la reputísima madre que los parió. Firmado: Pibe Peronista.

Abrazo Rucio!

roberto dijo...

Me tienen los huevos en el plato Lanata y Tenembaum, son alimañas que van a terminar como tal.

Rucio dijo...

Anónimo: depende de varios factores, por ejemplo: 1)¿se lo dijo por civilizadamente por televisión o se lo gritó en la calle?; 2)en el caso de habérselo dicho por TV ¿canal público o privado? 3) ¿es Ud. kirchnerista?

Daniel dijo...

Esta lucha interna por no justificar las reacciones, se me cayó al vacío cuando comprendí cabalmente que la cosa iba más allá de mi.
Algún día entonces, me "deslanaticé".
La gente reacciona. Y es así.
Uno debe salir del centro. Más allá de que lo justifique o no, está el ver la realidad.
Y uno lo debe tener en cuenta en su libreto antes de montar la escena. A menos que le quepa esa reacción para... victimizarse!
No me digas que estoy errado y es ese el recurso de los resentidos habida cuenta de la derrota.
El resentimiento corroe y hace estragos, mucho más que unas cuantas piedritas.
Además y es simple, uno atrae lo que atrae (hasta unas piedras) por fruto de sus acciones.
Bueno, aquí es donde me van a decir;
-"Ah, entonces vos justificás al violador porque la piba a como estaba vestida lo provocó".
Noooo! Pero si yo voy con la camiseta de Independiente pavoneándome por donde para la barra brava de Racing... (esto, justamente fue filmado una vez); tengo que salir corriendo los cien metros llanos.
Eso es la realidad. Aunque no nos guste.
Del bando nuestro posiblemente tengamos tirapiedras. Tenemos de todo, para el caso.
Es así. No somos puros.
Ahora; que pocos son y cuan suaves son sus piedras, considerando que nuestras movidas "populistas" son de lo más pacífico que puede verse políticamente en este planeta, donde tanta gente república y civilizada hace estragos a diario.

Anónimo dijo...

"Ninguno de estos episodios mereció comentario alguno por parte del Gobierno, aun cuando en muchos de ellos fue evidente la participación de algunas de sus estructuras, como la Juventud Peronista Bonaerense."

Este muchacho está cada vez más boludo o mentiroso (igual las dos cosas pueden ir juntas). Nombra tres hechos la nos se que a un periodista en Misiones, dificilmente pueda ser atribuídos este al Pernonismo Bonaerense, salvo que haya una patrulla intinerante recorriendo el país; el de Lanata: muchachos del conurbano pejotista accedieron a uno o varios deptos en Palermo esperando la charla y tirarle unas piedras; gritarle "aguante 6,7,8" al dogor para huir raudamente en el 160 hacia Claypole. Tampoco me cierra.
Entonces la "juventud Peronsita Bonaerense" actuó en el atentado al diario La Verdad de Junín. Mira que cosa, el director del diario acusa directamente al narcotrafico ligado al intendente Meoni, un radical que fue el delfín, hoy ni mojarra, que tenía Cobos en Buenos Aires. Explicame Ernestito la relación con la JP?
Muchas veces hay que tener en cuenta las primeras impresiones, este muchacho, aún en la época en que todos los leísmos, siempre me pareció medio boludo y el tiempo le dió la razón a esa primera impresión.