martes, 31 de enero de 2012

NO, NO y NO! (introducción)

En nuestro país, los discípulos del persa Mani lograron su logro más rutilante en sus casi 2000 años de historia: Lograron interrumpir el tránsito sobre el Puente Internacional  Gral. San Martín (Fray Bentos Uruguay- Pto. Unzué - Gualeguaychú) durante 1037 días, en el climax de una movilización social local que llevó años de cuidadosa preparación, cabalgando sobre una legítima preocupación, aunque a mi entender, sobredimensionada artificialmente por actores interesados. La imagen que sigue, que propagandizaba el reclamo y justificaba la medida, resulta la más elocuente prueba de la retórica maniquea (y extorsiva) que caracterizó al movimiento. 


Desde la perspectiva del eje primordial del asunto (la instalación de una pastera en la margen oriental del Río Uruguay), todo teminó como debiera haber empezado: el salomónico y predecible fallo de la Corte de La Haya, a pesar de cuestionar metodológicamente el accionar uruguayo, deja la pastera en su lugar e insta a ambos Estados a realizar un monitoreo conjunto de los efluentes para controlar los eventuales efectos contaminantes de la planta (lo que no da por hecho). Es decir, lo que desde un principio ofreció el gobierno Oriental y que Argentina no aceptó por presión de los ambientalistas (?) gualeguaychuenses.

Desde otras perspectivas, algunos alcanzaron logros "colaterales" mucho más signficativos. 1) El entonces gobernador entrerriano Jorge Busti (quien unos años atrás pretendía localizar plantas similares en nuestra margen del río) se convirtió en un adalid de la lucha ambiental, logrando, asimismo empezar a diferenciarse de un kirchnerismo que jamás digirió. 2) Romina Picolotti, "propietaria" de una ONG cordobesa que asesoraba a los locales, se encaramó en el nada despreciable cargo de Secretaria de Medio Ambiente de la Nación (después renunciada porque parece que se le pegó algo ajeno); 3) otro asesor ilustre de los ambientalistas, Juan C. Vega, arrancó en 2006 facturando jugosos honorarios y viáticos como representante del gobierno entrerriano en la Corte de La Haya, y terminó siendo electo como Diputado Nacional por Córdoba por la Colisión Cínica en 2007. 4) El presidente de la seccional Entre Ríos de la FAA, Alfredo De Angelis, logro subirse al candelero nacional en su novísima condición de defensor del medio ambiente, en 2008 retomó su condición de sojero contaminador para aprovechar la experiencia adquirida en corte de viaductos, transformándose en rutilante estrella de la movida agrogarca destituyente. 5) en lo que hace a las 3 ramificaciones colonenses del movimiento, una de ellas logró insertar a una de sus militantes como Directora de Medio Ambiente del municipio, gestión 2007/2011, y a otro como Secretario Provincial en la materia, desde 2007 a la actualidad. Otra de las organizaciones, que se mantuvo fiel al bustismo, insertó 4 de los suyos en el gobierno local actual: concejal del oficialismo (peornismo federal), Secretaria del HCD, Secretario Legal y Técnico y Directora de Medio Ambiente. 6) Como hay para todas las aspiraciones, la Reyna Carnestolenda Evangelina Carrozo, patrocinada por Greenpeace,  pudo pasear su elogiable culo por Viena y lograr su pase a los 15 minutos de fama en lo de Tinelli. Y puedo seguir...




Pero yo no vine acá para hablar de pasteras y entrerrianos, sino de minería y cordilleranos, asuntos del otro extremo del país. Aunque me palpita que con varias cosas en común.

Por lo pronto, el maniqueísmo en el planteo parece ser compartido, y es ese plateo, justamente el que nos impide debatir visiones como las que nos plantea el Ing. Hugo Nielson, que son (no antojadizamente, a mi parecer) arrojadas al segundo plano. Disfrutemos:




Por las dudas, si no funciona, vaya acá

Ahora, y ya para la próxima ¿a quien  y por qué conviene conservar el debate en los estrechos límites que permite el maniqueismo? ¿quienes ganan y quienes pierden con el oscurantismo ambientalista?

6 comentarios:

Gringoviejo dijo...

Buenísimo,puro sentido común lo que dice el tipo.Pero como cuesta que se escuchen esas voces eh.Tu aporte recordando el tema papeleras también es muy esclarecedor.Saludos.

Pibe Peronista dijo...

Bien Nielson! Ahora, en el afiche que ponés al principio, donde no hay papeleras los chicos nacen rubios y con los bucles de Shirley Temple, jaja Puta, haberlo sabido antes...

@tilio ® dijo...

Esto es parte de una estrategia. Lo que no se puede ganar o romper con razonamiento y debate, se frena u obstruye con escándalos.
Lo malo es que el escándalo, interfiere con la posibilidad de discutir profundamente los temas. Convirtiendo todo en un juego de ganar perder, donde el que no vá por todo, se queda sin nada.

Hilda dijo...

Muy interesante este punto de vista.
En general, como habitante de "La Gran Ciudad", me resultaban “lejanos” determinados temas y comencé a tener consciencia de ellos cuando estaban instalados…
No entendía muy bien qué se pretendía con la pastera uruguaya cuando en mis visitas periódicas a la ciudad de Rosario “vivía” la contaminación de la atmósfera y del río Paraná por una pastera de Capitán Bermudez –Celulosa Argentina- Además de otras empresas que también arrojaban sus desechos industriales en el Paraná eran:
* Frigoríficos que desechan sustancias tóxicas como el detergente;
* Curtiembres que desechan cromo, ácidos y sulfuros;
* Fábrica de papel que arroja mercaptanos, resinas, ácidos;
* Cerealeras y fábricas de aceite vegetal, desechan soda cáustica;
* Fábrica de Jabón, aroojan detergentes, ácidos, soda cáustica;
* Fábrica de mosaicos, desechan anilinas; depósitos de combustible para los barcos: descarga accidental de hidrocarburos. …
No quiero decir con esto que “me resigno a ser contaminada” simplemente no entendia qué pretendían con su intransigencia.
Fue cuando sentí que intentaban manipularme con el tema de las papeleras de Fray Bentos, me indigné con la interrupción del tránsito en el Puente Internacional y con la negativa de “los ambientalistas” de Gualeguaychú a buscar cualquier tipo de solución diferente a la propuesta por ellos, es decir la “ausencia total de diálogo y consenso”. Simplemente NO.
Me sentí contenida con el predecible fallo de la Corte de La Haya.

Mi “sentimiento actual” con la minería es análogo. Siento la necesidad de un debate serio no una mera repetición de consignas. Nos hablan de cianuro, de la cuenca que atraviesa todo el ancho del país…
Se lanzaron a una explicación que, por silencio de especialistas, consumimos… Por eso celebro la “presentación” del Ing. Hugo Nelson que nos brinda una opinión abalada por un CV. …
A mí también “me palpita que hay varias cosas en común”. Un placer poder reflexionar llevada por tu artículo, gracias.

Daniel dijo...

Sugiero escuchar al geólogo que invitó a su programa hoy Gerardo Fernández - audio subido a su blog Tirando al Medio-. Mas o menos en las antípodas de lo que viene pregonando la movida ambientalista minera.
Excelente Rucio.

roberto dijo...

Pierde la gente que se prende en todas las propagandas mediáticas, los verdaderos damnificados son siempre los pobres. Hoy son todos especialistas en minería como lo fueron con el campo. (acaso no siguen matando con el glifosato)