domingo, 30 de septiembre de 2012

¿Cuánto vale la cabeza de Guillermo Moreno?




Renunciado o muerto. Así están las cosas.  Apenas hace menos de dos meses se lanzó la enésima rabiosa campaña “Moreno ya renuncia” de la que dábamos cuenta en este post.




Por supuesto que a Moreno no se le movió un pelo. Persistentes e ingeniosos en la prosecución de su objetivo, el “Club de Detractores de Guillermo Moreno” supo articular 2 nuevos sucesos de singular relevancia social para implementar el relanzamiento de su campaña: la sensibilización lograda por la exitosa campaña contra la violencia de género y la reedición de la metodología del caceroleo paquete “autoconvocado” mediante las redes sociales. El vedetismo mediático de la siempre dispuesta presidenta de ADECUA  y el descubrimiento de una nueva estrella del firmamento de los ciudadanos perseguidos (una despachante aduanera), un poco de edición y concienzuda reiteración, más la puesta en movimiento del aceitado aparato  feisbukero, hizo el resto.




Más allá del patético logro obtenido, que intentó ser disimulado con una violenta reculada “espontáneante desconvocante” (alegando el lanzamiento a las calles de hordas kirchenristas enfurecidas y sedientas de sangre cacerola), lo cierto es que la maniobra desnudó un par de circunstancias:

1) el in crescendo de la violencia cacerolera, puesto de manifiesto en la difusión afiches virtuales como este:




Que junto a un accionar mafioso que incluyó innúmeras amenazas de muerte (metodología que no se veía desde el apriete masivo a legisladores e intendentes durante la rebelión agrogarca de 2008), por fin despertó en otros  funcionarios del Estado una reacción tendiente a encauzar estas provocaciones por el carril que corresponde: la justicia penal. No hay que olvidar que la coacción ya logró separar a Oyharbide de la causa que se le instruyó a Moreno por el supuesto maltrato femenil, y esto (si bien el objetivo era conseguir directamente su renuncia) lisa y llanamente implica obstruir el funcionamiento de las instituciones republicanas por vías no legítimas ¡Vaya paradoja!

2) la funcionalidad de la “espontánea” práctica a los intereses de las grandes corporaciones mediáticas y financieras. 

A pesar de las permanentes prédicas de Ismael Bemúdez, entre otros tergiversadores de feria, ya ha sido hasta el hartazgo explicado la utilidad que representan las estadísticas del Indec. Sin embargo el grupo de tareas mediático insiste  en convencer a “lagente” que el aumento del precio de la lechuga está íntimamente  relacionado con las maniobras del Guillermo “Polémico” Moreno desde su desembarco en el instituto. Claro que este juego no tiene otro objetivo que sumar masas indignadas a la causa de las corporaciones. Distraídas masas a las que seducen más las diatribas de Clarín que el hecho que  el precio acordado por el gobierno nacional para el aceite conste en la etiqueta que es de $ 7,63, pero lo paguen en el almacén, minichino o supermercado a $ 14 o $ 18 sin chistar, inducidos por la compleja maniobra de dispersión-pegado de la etiqueta con el remarcado justo arriba del precio acordado. Todo culpa de Moreno, no de la angurria de los honestos auspiciantes potenciales.

Salvo que creamos que la amenaza de Christine Lagarde  o el alza del riesgo país con que las calificadoras de riesgo “premiaron” a la Argentina días atrás, estén inspirada en la filantrópica preocupación que les generan millones de consumidores argentinos, los cuestionamientos permanentes a los índices publicados por el Indec obedecen a alguna otra razón. 

El país de España nos arrima una “pista”: “Argentina ahorra 9.700 millones de euros por la subestimación del IPC”, o mejor, nos explicita a los gritos el trasfondo de la operación "fuera Moreno" desde un titular. Ese es el precio de la cabeza de Moreno, una recompensa que, al contrario de los que sucedía en el lejano Oeste norteamericano, no sería abonada a los diligentes cazarecompensas como Burgallo o el resto de las huestes convocantes a los escracherolazos, sino que, paradójicamente, sería percibida por los mismos que ponen el precio y, eventualmente, entre algunos de los que esconden su condición de lobistas tras la cacareada apariencia de periodista o medio independiente.

Digamos que no son demasiado contagiosas ni convocantes consignas como “seamos honestos: paguemos más a los acreedores”, o "movilicémonos para preservr el monopolio",  ni auspicia un aluvión de votos la promesa electoral de revisar los índices para acrecentar la deuda que pagaríamos todos; lo cierto es que detrás de la explotación de la falsa imagen de mujeres víctimas de un espíritu misógino, o de la defensa de la sociedad de un personaje corrupto y violento, se esconde el propósito de beneficiar a los mismos que vienen expoliando a nuestro país desde el 55 para acá.  

Y en esa interpretación, y de triunfar la embestida corporativa mediático-financiera ¿con los cacerolos clasemedieros qué? Bueno, ya que la operación está montada sobre un eje feministoide, vale recordar a Olimpia de Gouges: la incansable luchadora contra el absolutismo monárquico, quien, una vez triunfante la Revolución Francesa, fue condenada a la Guillotina por reclamar que los “derechos del Hombre y del Ciudadano”, sean extendidos también a las mujeres. ¿ta’claro?







7 comentarios:

Luis dijo...

Seguro van a convocar a otro escrache espontaneo, pero van a pedir esta vez (con un mes de anticipacion, asi que pueden espontanear tranquilos) que se ahorren la foto con el balazo, los los insultos y las amenazas en la puerta de la casa. Porque asi nos demuestran que no son como él, viste. Sugiero el 16O (diesicéis/letra 'o'), tambien conocido como: "el último día libre de la Argentina Bián")

Pibe Peronista dijo...

Me hiciste acordar a un peliculón de Sam Peckinpah: "Traigan la cabeza de Alfredo García", que no está muy lejos de este episodio.

Abrazo

profquesada dijo...

Peckinpah, que director sorprendente, altas cumbres y valles increíbles. Trabajaba de obrero del cine, con los bodrios financiaba sus películas de autor, en el género del Oeste, aunque eran muy distintos, Ford y él son mis preferidos.

Esta situación de la vida real solo califica para esperpento y no creo que haya nadie interesado, tal vez algún director ofendido porque no le dejan comprar dólares o porque lo persigue la AFIP y que quedó con el culo mirando al sudoeste, se plantee una película épico - heroica financiada por Magnetto. En fin, ni a veinte llegaron, suerte para ellos que les avisaron a tiempo de que las hordas KK iban a por ellos.

Moscón dijo...

No creo que les corten las cabezas en caso delirante de lograr el cometido,si no mas bien sentirán mas rápido que pronto la presión de la cabeza del pomo de quienes los arrean en los esfínteres.

ram dijo...

Uy, qué bueno!, podría ser una remake de "los perros de paja", sí, habiendo tanto cacerolo haciéndose la ídem y ladrando... eso!, grande Sam!

Daniel dijo...

Miren que esa foto con el balazo en la frente es espontánea, eh.
Los únicos adiestrados por La Cámpora somos nosotros. Entre paréntesis, están al día con la cuota? No sea cosa que desfinanciemos a la organización que lava nuestro cerebro según no se cansan de repetir las usinas de la opo.

Daniel Mancuso dijo...

yo lo tomaría con menos humor, los fachos detrás de la foto de Moreno con un balazo van por más, el 7D se acerca y sus operaciones irán en aumento.