miércoles, 3 de octubre de 2012

Clarín espera convocar 35 millones de caceroleros el 8-N.




Espeluznante tapa de Clarín. Para cagarte el domingo desde bien temprano o para marcar agenda en el almuerzo familiar en el country: una encuesta revelaría la proximidad de un apocalipsis cacerolero y el seguro colapso definitivo y hecatombe final del “régimen K”. Los números son tan contundentes que me siento en la más absoluta soledad y apenas puedo reprimir el impulso de desconfiar de mi esposa, gritarle “¡traidora a la causa!” y pedir el divorcio. 




Reacciono a tiempo recordando que “CLARIN MIENTE”, y me meto en la net a leer el insidioso pasquín. “CLARIN MIENTE” no es sólo una consigna, me digo, mientras refuerzo la hipótesis de la bajeza de la corporación mediática recordando a la Sarlo insistiendo que el happening de Harvard no estuvo armado y defendiendo a esos inocentes jóvenes preguntones. “Es al pedo”, me digo, si estos tipos son capaces de usar a una de sus espadas intelectuales más solventes para sostener una mentira aún cuando los actores ya se  habían confesado como los articuladores del ataque, cuando ya se le había puesto nombre, apellido y pertenencia política a las caras que aparecieron por TV leyendo torpemente preguntas que no habían escrito, cuando ya se sabía que fueron capaces de llevarse puesto el prestigio de la Universidad con tal de montar un espectáculo funcional a su juego. Que le puede hacer una mancha más al tigre.    

Recuperada la racionalidad, me pregunto si serían confiables los datos que sustentaban semejante titular central.

A ver, encuesta de la prestigiosa consultora Mamagement & Flit sobre 2259 casos distribuidos geográficamente “en la Ciudad de Buenos Aires, el centro, NOA, NEA, Cuyo y Sur del país, una semana después del masivo cacerolazo en Plaza de Mayo y otros puntos neurálgicos de los centros urbanos”. Una respuesta fácil sería que es poco confiable aplicar a un universo de 40 millones un muestreo de 2259 casos, pero debiera haber algún argumento más contundente para relativizar las conclusiones cataclísmicas.

Uno podría ser dudar de la representatividad de los encuestados respecto a la composición del todo. Y entonces me centro en este dato: de los 2259 consultados, el 15,2 %, esto es 343,368, manifestaron haber participado de la movida cacerolera del 13-S. Evitemos en el análisis digresiones  en torno al 0,632 de persona que falta o del 0,368 que sobra… 

¿Cuántos salieron realmente a la calle aquel día en todo el país? ¿80.000? ¿100.000? ¿estimamos, desafiando al ridículo, 500.000? Si nosotros consideráramos que el muestreo es representativo del todo, debiéramos colegir matemáticamente que la friolera de 6.098.240 personas salieron el 13-S a batir cacerolas… Un absurdo absoluto. O los encuestados mienten salvajemente (por esta alternativa se inclina la vocera de M&F) o la selección de los mismos se realizó con un fuerte sesgo opositor, en cualquiera de ambas hipótesis se desvanece cualquier pretensión de seriedad, representatividad u objetividad de los resultados de la encuesta.

Mariel Fornoni, se justifica e intenta explicar el desatino: “Esta es la primera encuesta pos cacerolazo y revela que hay más gente que dice que fue a las protestas que la que lo hizo realmente”, pero esta argumentación no despeja para nada el sesgo de lso consultados, y, en todo caso  ¿por qué sí creerle a “lagente” que dice que no fue porque no pudo (19,4%) y a los que prometen que en la próxima sí se prenden (poco menos del 50%, del que no se aclara a ni cómo se cuantifica “poco” ni si están incluidos o no los que dieron las respuestas anteriores )? 

La “sensación de caceroleo” que se pretende traducir con las ambigüedades induce a pensar que el 8-N reunirá algo así como 35,5 millones de indignados participantes y/o adherentes y que el resto no asistirá porque se quedará a cocinar para recibir como héroes a los que sí fueron. 
 
Es encomiable el esfuerzo del diario en respaldar el prestigio y la supuesta objetividad de la consultora: “una empresa que habitualmente mide para distintos gobiernos provinciales”. Sin embargo, si consultamos la página de M&F, el único cliente habitual con estas características que declara es, casualmente, al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, y muestra una encuesta aislada realizada para el gobierno de Santa Fe… Respecto a la certidumbre y exactitud que arrojan los métodos de la encuestadora, el cuadro siguiente muestra sus pronósticos para las Elecciones Primarias 2011: respecto a Cristina, sobre la fecha, pronosticó un 20% menos del porcentaje que obtuvo.




Dos cositas más sobre los títulos de las notas relacionadas. Santiago Fioriti hace lo suyo en “Encuesta nacional: Es masivo el apoyo a la protesta contra el Gobierno”, conocedor de que sus lectores son gente ocupada que no tiene tiempo de introducirse en la lectura de las bajadas, de este modo presenta una realidad bastante distinta: “más del 70% aprueba esa forma de reclamo”, es decir, ni el contenido de la protesta, ni sus consignas, ni su realización, lo que se aprueba es el modo. Admitámoslo, si a mí me preguntaran si prefiero que golpeen cacerolas en lugar de golpear puertas de cuarteles, estaría incluido dentro de los que aprueban la metodología.

Otra sin firma: “Se mantienen las perspectivas negativas en la economía”, respuesta a “Ud. cree que su situación económica/la situación económica general mejorará o empeorará”, otra de esas preguntas que recogen la “sensación” que los mismos monopolios siembran, que no se sustenta en ninguna apreciación constatable y solo sirve a los propios medios para medir su grado de influencia entre sus consumidores. En la bajada se verifica que la realidad es exactamente inversa a lo que expresa el título:En agosto, seis de cada diez opinaban que la economía iría peor en los meses siguientes. En esta última medición, de finales de septiembre, son algo más de cinco los que opinan así. Sobre la economía personal, algo más de cuatro opinan que les irá mal. En agosto, eran cinco”. A groso modo, lo que revela la encuesta es casi un 20% de mejoría en las expectativas económicas, no al revés como sugiere el título catástrofe.

La cobertura no menciona quien encargó la encuesta, o mejor dicho, las encuestas que hace mensualmente M&F. Alguna pista nos la podrían dar algunas preguntas a las que no se hace referencia: sobre las restricciones a la compra de dólares (a pesar que la cuestión ocupa el último lugar lejos entre las preocupaciones de los encuestados); sobre el conflicto Clarín vs. Gobierno (en ese orden); si como consecuencia de este conflicto se modificaron los hábitos de consumo de los productos del grupo Clarín; si se lo mira a Larrata y se cree que es objetivo; sobre la evolución (estudio diferenciada claramente del resto de los políticos) de la imagen de Macri. 

El alma me volvió al cuerpo, la tapa de Clarín es otra farsa, otra de las tantas manipulaciones de datos y operaciones políticas que reflejan su desesperación frente a la proximidad del 7D. Preguntas que merecerían ser encuestadas son ¿hasta dónde va a llegar Clarín en su intento de esquivar el cumplimiento de la Ley de Medios Audiovisuales y conservar su monopólico aparato ideológico?; ya puso en juego su credibilidad periodística ¿está dispuesto a cargarse a cualquier precio a este gobierno?




18 comentarios:

Luis dijo...

Y va a ir en aumento porque no les queda otra. Cuesta imaginarlo porque hundirse en el absurdo más de lo que ya lo han hecho... me supera. Esto es la eterna estrategia de 'Ya se les acaba, dicen la encuestas que dibujamos y las tapas que perpetramos". Como Carrió con su viejo numerito de 'la gente los quiere matar', y aunque esa es una mártir de la causa caida en desgracia no creo que tarden mucho en convocarla a la primera línea (si recurren a Feriglesias y Walger es que estan muy desesperados como para tenerla solamente chicaneando a Sabatella. Naranju es irremplazable). Lo que cambia es el número de claques que se prenden, que tambien aumenta y se desafora sin límite como repetidoras de los bolazos.
Va en aumento, no les queda otra y, lo que está muy bueno, siguen sin inventar nada nuevo. (Cámbiele el nombre a su columna, Rucio. Sugiero un: 'Rucio la pone' o alguna sutileza por el estilo)

Anónimo dijo...

Además de purificar el ambiente eliminando la basura que tira diariamente el gran mentiroso argentino, tendríamos que ir pensando en una reacción en cadena para precipitar los acontecimientos con respecto al próximo 7 de diciembre. Una reacción que despeje cualquier duda con respecto a que ESE oligopolio tiene que adecuarse a lo que establece LA LEY, como tan severamente pontifica el Dr. Castro, cuando le conviene.
Además, prepararnos a resistir la tentación de pegarles un garrotazo en la testa a los caceroleros prepotentes que no pisan el pasto. Comportémonos como monjes budistas viendo garuar y aprovechemos los consejos del gurú que pagó el bicialcalde para respirar profundamente ...

Faltan 66 días para el 7D.

Saludos
Tilo, 71 años

Daniel dijo...

Con el último afiche se deschavaron:
-"Con un gran 8N no hay 7D".
Están tan desesperados que afirman borrar del mapa al 7D.

El otro día le pregunto a uno:
-"Vos tocaste la cacerola a favor del bolsillo de los sojeros en el 2008, ahora la tocás para Clarín. En eso ponés tu tiempo y energía?, que carajo hacen ellos por vos?"
Me salió bien porque empezó a balbucear.
Pero ya me tienen las bolas por el suelo.
Cuando vi esta tapa el domingo no lo podía creer y eso que es obvio que de estos tipos se puede esperar cualquier cosa.

Anónimo dijo...

Pero flaco, la encuesta es cuantitativa, ¿porqué agregás variables cualitativas? Además cuando hacés estadística en ciencias sociales no podés descartar muestras porque te hacen ruido, tenés que tomar el ruido igual, ¿que querías que hicieran con el 15,2 %?. Si querés invalidar un muestreo tenés que usar tests estadísticos conocidos... así no.

Moscón dijo...

El ocho el culo te abrocho.
Y el siete se traga el pète.
Así,coloquial y poéticamente guarango.
Y adelanto: no sea cosa que el ocho terminen sentado sobre el pinocho rómpiéndoles la ilusión del siete.

Pibe Peronista dijo...

El siete del doce, ¿si te rompo el culo quién te lo cose?

Es cualiativo y cuantitavo, tomando todas las variables, por popa, obviamente

Vaca Cubana dijo...

en una muestra que se pretende "nacional", "el 15,2% dijo haber participado de las protestas" = 6.000.000 de conciudadanos /as... Pretender disfrazar semejante opereta con tecnicismos que no incluye la nota en su original, es tratarnos de nabos. O sea es tratarnos como Clarinete trata a sus lectores. Abrazo

Anónimo dijo...

¿Pero vos sabés la diferencia entre variables cuantitativas y cualitativas? Claro que una encuesta es algo técnica ¿que esperabas?. Hay que sentarse y estudiar mucho para aprender estadísticas y hacer encuestas. Si no fuese técnica ¿porque no vas vos a decirles cómo se hacen correlaciones, regresiones lineales y ajuste de curvas? Ahora, ¿porque no me contesta nadie mi réplica técnicamente así me demuestran que saben de lo que están hablando y no repiten como loros? porque yo sí sé como hacer un chi-cuadrado ¿vos sabés de que se trata para ver si te mienten?

Norberto dijo...

Si ano, se de qué hablan, se que depende de como planteen la pregunta será la respuesta, se como se sesga cualquier estadística y se que el peso estadístico de la muestra tiene mucho que decir, y es claro que esa encuestadora es sumamente permeable a las recompensas monetarias, por sí le faltarán sus propias recompensas ideológicas. Alguien dijo que la estadística es la mentira matemática y en mi caso la administración Reagan elimino mi puesto de trabajo en las cabinas de comando de los aviones utilizando las de escaso peso contra aquellas más generales y de mucho mayor peso, pero sabes que, la gente interesada en compra de dólares, que coincide con los cacerolas, es el once por ciento del país, y nosotros representamos el cincuenta y cuatro, el resto es para que algún despistado fuera del país escriba en algún diario sobre la dictadura.
Nunca menos y abrazos.

GrouchoMarx dijo...

Yo algo escribí sobres este tema, lo que me valió dos respuestas, a manera de post, del encuestólo UlraK Artemio López:

http://rambletamble.blogspot.com.ar/2012/09/a-groucho-marx-las-cuentas-no-le-dan.html
http://rambletamble.blogspot.com.ar/2012/09/ah-esta-trucada-esta-trucada.html

Evidentemente la encuesta no resiste un análisis serio. Sólo pretende alimentar la fantasía de caceroleros que esperan tener un buen 8N para evitar el 7D.

Lo que pasa es que, con datos duros y comprobables, es más difícil bolacear.

Rucio dijo...

Anónimo, lo que no entendiste es que la temática de este post no es la estadística, sino la manipulación mediática y su manejo político. Lo que tampoco entendiste es que ni a M&F ni a Clarín, en el caso, tampoco le interesan las estadísticas.plicame el chi cuadrado y el yang ovalado si querés para explicarme que análisis cientista puede explicar seriamente el absurdo constatable de sostener que el 15,2% de las personas haya participado del cacerolazo, o como cuando vendés un margen de error como guarango de +/- 3 puntos, le errás para las PASO por casi 10 puntos en menos a Cristina, en 8 de más a Alfonsín y en 5 de más a Duhalde. O sos demasiado ingenuo, o querés vendernos el pescado podrido que no le compramos a Clarín.

Rucio dijo...

Me extraña su falta de método Groucho Marx, considera que sólo los empadronados pueden cacerolear. A mi me da 6 palitos de cacerolos porque incluí a todos los nacidos al momento del último censo. ¿Por qué negarle derechos a los pichoncitos de gorila que ya están abandonando los pañales si yo tengo uno de casi 3 años que ya canta la marchita?

Daniel dijo...

Yo te contesto, Anónimo.
Las encuestas de M&F son tan bizarras que dan vergüenza ajena.
Sobre esa base querés hacer un análisis, o estás jodiendo?

GrouchoMarx dijo...

Mi amigo Rucio, usted perdone la intromisión, pero recuerde que la gente que participa de estas fiestas de la civilidad y la tolerancia, en general es mayor de edad y argentina.

Es muy peligroso llevar menores a estas expresiones porque podrían aparecer las hordas de La Cámpora o Vatayon Militante y cometer una masacre.

Por ese motivo, sólo tomé caceroleros empadronados y, así y todo, con esa indulgencia, la falla metodológica es tremenda.

Saludetes

iris dijo...

Mandan fruta con matemáticas creativas estos tipos. Y es que el análisis estadístico depende de la representatividad de la muestra y de la calidad de los datos recolectados. Sin una buena muestra y sin buenas preguntas no vale nada. Es hacer números sin basamento en la realidad.

hosebe dijo...

Cristina se los dijo bien,el tema es que busquen uno ,al menos uno, dirigente que no solo pueda sino también que se atreva a expresar lo que esa gente quiere y en las elecciones veremos como les va.Despues ,la vida sigue miren sino Carrio ,Bullrich,Aguad,Morales,etc ...etc estan vivos y opinan,total es gratis.

JP dijo...

Cumpas acabo de leer este posteo en el blog NADA ES CASUAL (puede que sea una falsa alarma pero mejor estar atentos, y mucho más en medio de este clima enrarecido) :

http://nada-es-casual.blogspot.com.ar/2012/10/8n-saquemos-la-careta-los-hijos-de-puta.html


Es preferible difundir esto y estar preparados para bancar a nuestro gobierno. Recuerden Ecuador, Paraguay y Honduras.

profquesada dijo...

vamos a ver, el post es impecable, pero aquí apareció en los comentarios un señor anónimo que se la da de experto en estadísticas sociales, yo no tengo ganas de discutir el tema con un chanta que lo único que hace es construir un pseudo argumento acumulando conceptos técnicos sin ton ni son solo para impresionar y decirnos que él la tiene más larga y que, en consecuencia, chito, que no nos metamos en su terreno y digamos boludeces.
Lo que digo puede ser ejemplificado con la famosa polémica real surgida hace unos años en torno al artículo científico (je!) que un gracioso físico llamado Sobel presentó en una prestigiosa revista científica de psicología y que le fue aceptado. En el artículo mezclaba conceptos de física cuántica y de trabajos de Lacan, el resultado parecía corresponder a un discurso plausible pero en realidad deliberadamente no decía nada.
En este caso, mucho menos elaborado, lo único que se sostiene es su primera crítica, que si el análisis es "cuantitativo" no se lo puede criticar apelando a variables "cualitativas". Cierto es, pero no aporta nada esencial a la crítica que hace Rucio que va mucho más allá de eso y que, además, no es técnica, sino política. Ahora yo lo desafío a anónimo que diga porque debemos confiar en los resultados de esta particular encuesta, o sea, que aporte puede hacer por la positiva. Quizás sea uno de los que la diseñó y nos enteramos de lo equivocados que estamos al juzgarla. Finalmente si cada vez que se les ocurre a los de Clarín montar alguna opereta mediática tratan de mostrar su impacto sobre la gente mediante una encuesta, como pueden esperar que les creamos que son serias?. No es como el caso de la profecía autocumplida?. Tenemos todo el derecho de desconfiar simplemente considerando de quien viene. Rucio argumenta con respecto a la ambigüedad de las preguntas y todo lo que dice me parece poco discutible y hace al diseño del instrumento, entonces, si el instrumento está mal diseñado, por ignorancia o malicia, el resultado es poco fiable, incluso puede ser disparatado.