viernes, 25 de mayo de 2012

25 con sol asomando.


Me acuerdo exactamente de ese día. Por entonces el locro familiar del 25 lo hacía mi viejo. Yo me apoltroné en un sillón, frente a la tele, a ver que decía. Mi viejo lo escuchaba desde la cocina y se asomaba cada tanto cucharón de madera en mano. 




Después de tantas frustraciones, nos ilusionó de nuevo, no sólo se parecía al tipo por el cual militamos para verlo ahí, parecía mejor. Ya habían sido demasiados los que vi trasfigurarse ni bien le encajaban la banda celeste y blanca.





Ya ni mi viejo ni Nestor andan por acá, y a la "hechura" del locro la heredé yo. Muchas cosas para todos, desde ese 25, no son ni serán iguales.












Quien quiera oir que oiga... ¡Y viva la Patria!








7 comentarios:

Daniel dijo...

Generalmente hablaba los viernes, haciendo un resumen de gestión. Como soy muy desbolado, no recuerdo la frecuencia con que lo hacía. Pero eso me resultó una marca. Un hombre que contaba como iba reconstruyendo a ese país hecho pelota que ya creíamos no iba a poder reconstruirse.
Entonces, ahí entendí que era el hombre indicado.
En un momento, los "afectados" interrumpieron esto con sus "quejas" particulares.
Entonces hay hoy gentes con una furia irracional que identificados con esos quejosos, no solo no querrían escuchar un resumen de gestión, sino que lo taparían con sus puteadas.
Y porqué, si la cosa no es con ellos?
Cómo, se pregunta uno, llegan a identificarse justamente con aquellos mismos que contribuyeron a hacer pelota el país?
En fin...
Su legado es un hecho. Concreto, digo.

profquesada dijo...

Tengo los mismos imborrables recuerdos que serían completamente felices si Néstor estuviese entre nosotros. Nos hace falta, lo echamos de menos. ¡Viva la Patria!, ¡Néstor PRESENTE!. Un abrazo a todos los compañeros y compañeras de ruta.

Hilda Mendoza dijo...

Voté a Néstor sin muchas convicciones...
El día de la asunción pensé que "tanto" no podía ser... En algo iba a fallar... ¿Cuánto hacía que no oíamos hablar de convicciones?... Pero ahí estaban Las Madres, Las Abuelas... es decir que ahí debía estar yo, ellas me señalan el camino desde siempre...
Hoy, a 9 años puedo decir que me falló en lo mismo que mi viejo, en no estar conmigo este 25 de mayo... Es duro no tenerlo, es duro escucharlo a cada rato y saber que no "tendremos más novedades" de su parte...
Nos dejó lo más valioso que tenía, Cristina. Debemos cuidarla ya que los buitres quieren devorarla...
Feliz 25 de mayo!!! con nostalgia pero celebro Mi Patria en el camino de la Justicia Social, de la Libertad, de la Soberanía y de los DDHH.
Feliz Día a todos los Kumpas que se asoman a este blog.

iris dijo...

La hora más oscura es la que precede al alba. Aquel día fue realmente un amanecer:nuestro deber es dejar que no se eclipse este proceso y que cada día nuestra patria y la patria grande a la que pertenecemos sean más justas, más solidarias y más libres.
Y sí, se lo extraña al pingüinito.

Sibaris dijo...

Se lo extraña y mucho... Por todo, por todo lo que hizo por la Patria, por su vida, por devolvernos la confianza y las ilusiones...Se fue, pero nos trazó el camino.
¡Viva la Patria!

Pibe Peronista dijo...

Confieso haber votado al Adolfo en 2003, pero rápidamente Néstor me demostró dónde había que encolumnarse, no detrás de un figurón sino detrás de un proyecto.
Viva la Patria!

Un abrazo a todos los compañeros

@tilio ® dijo...

La Historia, tal como figura en los libros, existe por una sola razón:
No existe libro que pueda contener cada una de estas pequeñas pero fundamentales historias de vida.
Es en la historia vivida donde reside la fuerza de un movimiento popular.
Cuando a los 5 años recibí el año cantando la marcha peronista, con un tío que ya no está, bajo una palmera ya desaparecida, en una quinta que hoy es un barrio, no sabía que estaba escribiendo una página importante de de mi historia, que en su interacción con otras tantas sencillas historias, dan como resultado una forma de sentir la realidad. Un abrazo.