sábado, 5 de mayo de 2012

Por suerte está Ud., GIL!

Que susto! Nacionalizamos YPF… y ahora? Que hará un gobierno populista choripanero con semejante empresa?

 

Pero no temais, el debate de ayer en el Congreso debería despejar todo tipo de temor. No me mientan ¿Quién me puede decir que no se sintió aliviado de angustias después de escuchar el preclaro, magnífico, que digo magnífico, ¡fantástico!, discurso del Dip. Nac. por la UCR Dr. Ricardo Gil Lavedra? Bastaría con seguir sus sabias indicaciones para dormir tranquilos, meciéndonos en un mar de petróleo.

Sin desmerecer otros flamígeros aportes como el del Dip. Nac. por el Proyecto Sur, Dr. Fernando Solanas, claro, hay que reconocer que desde el radicalismo se rezuma sapiencia y virtud, no al pedo son la progenie dilecta de Yrigoyen y de Alvear, ilustre estirpe salvadora de la patria, y por que no decirlo, de la democracia, en épicas luchas contra las tiranías. Lástima que a veces (muy de vez en cuando) les toca gobernar, porque si no…


A pesar de todo lo dicho, y sin pretender de modo alguno opacar la grandeza grandilocuente de sus atinados argumentos, quisiera señalar algunos puntos que, opino, no profundizó lo suficiente en su valiente alocución. Meras vaguedades, por supuesto, inducidas por la obligada brevedad de su intervención y la especificidad requerida por la cuestión objeto del debate, o producto de alguna laguna mnémica consecuencia de la edad y del cansancio infringido por lo prolongado de la sesión (bajo ningún punto de vista me atrevería a considerarlas como omisiones maliciosas).

En su panegírica intervención, el Dip. Nac. por la UCR, Dr. Ricardo Gil Lavedra, no se privó de decir cosas que, sin ánimo de reproducción textual, podríamos enunciar como:

Nosotros “Los Democráticos” y los modos autoritarios de Uds. La importancia de las formas.

Lo dijo revalorizando la construcción de consensos a los que el centenario partido es tan afecto, a la vez que cuestionaba que, mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia, se haya dispuesto la intervención de YPF S.A. Plausible y meritorio, incluso coherente con la irreparable actitud conciliacionista de su partido, que ocasionara, por ejemplo, entre 1988 y 1989 la más escalofriante escalada inflacionaria del que humano alguno tenga memoria. Recordemos el Plan Primavera y su fabuloso “Festival de Bonos”, concebido como un acuerdo entre el Estado y las grandes corporaciones, previo congelamiento de salarios y jubilaciones y tarifazo en los servicios públicos, para acordar niveles inflacionarios aceptables (No recuerdo que previamente se haya consensuado el plan con los sectores populares, pero no se olviden que estábamos fielmente representados por los adalides de la democracia). Una clara demostración de la predisposición del sector empresarial al diálogo y la construcción de consensos, que culminara con aquel “Uds. ya son un escollo” de Héctor Magnetto.


Después dicen que los incorregibles somos nosotros, ¿acaso no fue de un Ministro de Economía de ellos la sentencia de que si les hablás con el corazón te contestan con el bolsillo? (Juan Carlos Pugliese 1988). Seamos realistas ¿Qué pretendía Gil Lavedra, meterse a la bañera sin sacar las pirañas antes? ¿Qué se confiara a ciegas en un trámite parlamentario al ritmo radical? 6 o 7 meses de debates en comisiones, cientos de dictámenes, vuelta a la cámara de origen para revisión… mientras tanto los muchachos de Bruffau como zorros en el gallinero operando libremente, aprovechando las infidencias onda la de Milman, jugando en el medio los lobistas, los fondos de inversión y las presiones internacionales… Seguramente íbamos a obtener una ley mucho más bonita y el ABC se ahorraría varios agravios, pero al final no íbamos a encontrar ni los caños de venteo.

Ah… un insulto a las sanas prácticas democráticas y republicanas del Partido Radical. Dejate de joder Gil, Yrigoyen se cagó en el Congreso, no pisó ni dejó a sus ministros pisarlo ninguna vez que pretendieron interpelarlo, intervino 9 provincias por Decreto, nunca logró que la creación de YPF se convirtiera en Ley y lo hizo igual, usó la represión cada vez que un conflicto social se le fue de la mano y OJO! los remingtong siempre apuntaron para el mismo lado. ¿de donde crees que viene eso de “personalista”?

Explíquenle a este lo del
dialogo y el consenso

Cito: “La posición sostenida por Irigoyen en sus mensajes era tributaria de una concepción de democracia más próxima al tipo plebiscitaria. De ella se consideró pertinente retener: "la teoría del mandato invocado y la visión de excepcionalidad del rol presidencial".
La teoría del mandato esgrimida por Irigoyen descansó sobre la noción de representación en la que se vincula elecciones con autorización. Esta vinculación puede entenderse de diversas maneras, las cuales, a su turno, afecta a la legitimidad de las decisiones del gobierno. Un cuestión central es la de establecer quién es él que autoriza y para qué lo hace.
Irigoyen se concebía como ejecutor de un mandato encomendado por el pueblo. Pero, dada la ausencia en el Partido radical de un plataforma electoral, el mandato se convertía, de hecho, en una transferencia de la voluntad del pueblo a favor del poder ejecutivo. De donde se concluye que Irigoyen había sido autorizado por el pueblo para actuar según los dictámenes de su conciencia.
Irigoyen procuró definirse así mismo como la personificación de los valores del pueblo, su líder por excelencia, el guardián del interés nacional y, sobre todo, como un apóstol llamado a cumplir una  misión histórica.
La identidad establecida por Irigoyen entre presidente y gobernadores llevó a ver al Poder ejecutivo como la realización de la soberanía popular. Así las cosa, el congreso dejaba de expresas un valor democrático, para llenar apenas un función técnica. Según Irigoyen la voluntad popular, única e indivisible, no admitía ser contradecida, como tampoco toleraba obstáculos que se interpongan a la centralizada política del líder que encarnaba. La única formula institucional reconocida por este tipo de democracia es el plebiscito.
Las creencias de Irigoyen se tradujeron en gestos simbólicos significativos que pusieron de manifiesto el desajuste entre su visión de orden político y las imposiciones de las normas constitucionales. Así sería el primer y único presidente que decidiera no concurrir a la apertura anual del congreso, subrayando su desinterés por el parlamento. Ilustrativo fue también el desplazamiento de su rol y la función decisional hacia el poder ejecutivo. La distribución del poder entre 1916 y 1922 no favorecía justamente el desarrollo de esta tendencia. El papel predominante del ejecutivo que en el pasado estaba garantizado por la existencia de la mayoría adictivas artificialmente fabricada por el fraude, ahora se asentaba en las decisiones unilaterales del presidente.” (Conflictos institucionales durante el primer gobierno radical – 1816-1822 – Ana María Mustapic – Prof. Univ. Torcuato de Tella)

Privatizaciones - La responsabilidad del peronismo.

No voy a hacer ningún intento de exculpar o menguar responsabilidad alguna durante la II Década Infame. Pero lo que no voy a dejar pasar es señalar que fue el perro el que volteó la olla. Y este Gil Lavedra, es peor que mi perro, mi perro no me ladra ni me muestra los dientes después de voltear la olla.

Este capítulo inicia ya en el Senado, con el Sen. Nac. por la UCR Dr. Gerardo Morales increpando a Julio De Vido “Háganse cargo... de las privatizaciones ¿también le va a echar la culpa a Alfonsín?” Julio algo alterado dice “YYYY!!!” mientras mueve la cabeza.

Otro conveniente lapsus en la memoria del Dr. Diputado, es el que lo llevó a omitir que ya el Dr. Raúl Ricardo Alfonsín incurrió en esa “especie de deslices”. Su fiel Ministro de Obras y Servicios Públicos, Dr. Rodolfo Terragno, fue firme impulsor de la privatización de Aerolíneas Argentinas (suscribiendo un pre contrato con la escandinava SAS sin que antes pasara el proyecto por el parlamento) y de Entel. Que los proyectos hayan rebotado lastimosamente en el Congreso con mayoría peronista, no los exculpa en lo más mínimo, simplemente demuestra que fueron más ineficientes que el Turco a la hora de implementar recetas neoliberales.

Si es de privatización de la explotación del petróleo de lo que se habla, parece que el Gil se olvida de aquella tibia mañana primaveral (en el hemisferio Norte) de marzo de 1985, cuando el Dr. Raúl Ricardo Alfonsín anuncia en Texas, rodeado por empresarios petroleros, el lanzamiento del Plan Houston de concesión de explotación (no exploración) de áreas petroleras con reservas comprobadas, por 30 años, con 0 riesgo. A bueno, pero las formas… las pelotas, el Plan Houston tampoco pasó por el Congreso, se lanzó por decreto. Si faltaba algo, después vino el Petroplan de Terragno, asociando a YPF con empresas privadas.

Gil Lavedra dice en ese período se logró el autoabastecimiento y saldos exportables. Pero las reservas se redujeron en 30 millones de metros cúbicos en sólo 3 años por falta de nuevas exploraciones. Y ya que decimos “saldos exportables” ¿no son estos los mismos radicales que se llenan la boca cuestionando el carácter extractivista- exportadora de la actividad minera? ¿acaso no reconoció Gil Lavedra que Alfonsín, para cubrir su déficit fiscal y los pagos de la deuda externa, recurrió a “la caja” de YPF, exportando un recurso energético estratégico y no renovable? Si se había logrado el autoabastecimiento ¿no es la exportación la expoliación de un recurso indispensable a futuro? ¿tenían miedo que el petróleo se les “venza” en los pozos?

Una cosa más. Alfonsín no sólo aumentó en un 33% el peso de la deuda externa, no sólo legitimó la deuda externa estatizada por la dictadura al no cuestionarla y suscribir sucesivos planes de refinanciamiento, no sólo dejó una economía devastada por una inflación de más del 20% mensual, no solo elevó los índices de pobreza e indigencia a niveles inéditos desde la I Década Infame, no sólo dejó un déficit fiscal agobiante, también dejó una situación externa poco proclive a financiar al nuevo gobierno: El FMI ni siquiera secundó abiertamente el Plan Primavera, el Banco Mundial se quejó de haberse equivocado en financiarlo sin haber exigido “mayores garantías” del cumplimiento de sus metas. Así como diferencio el Alfonsín de Grinspum, del de Terragno-Sorrouille, tampoco puedo olvidarme de los intentos menemistas de los planes B&B, Herman I a V, que si bien fueron gradualmente acercando posiciones al Cavallista de la convertibilidad (que sí, ahora sí por las “suficientes garantías”, obtuvo un amplio respaldo financiero internacional), bastante lejos estuvieron de su concepción fundamentalista. Lo desafío Dr. Gil, a que me enuncie 1 diferencia sustancial entre los planes Austral y Primavera y el de convertibilidad. Si no la encuentra, me permito indicársela: LA INEPTITUD RADICAL, no fue una cuestión de concepciones.

Quien quiera entender que entienda el “YYYY!!!” con movida de cabeza de Julio De Vido.

La historia coherente del radicalismo. Hacemos lo que tenemos que hacer y no lo que nos conviene. No como otros…

Insisto que lejos estoy de exculpar, siquiera parcialmente, al Turco Traidor que ganó las elecciones en 1989 proclamando un programa exactamente opuesto al discurso de continuidad y profundización del modelo neoliberal-privatizador esgrimido por el Candidato Radical Dr. Eduardo Angeloz.







Después de escuchar esos reportajes de 1990, pesos más, pesos menos ¿Qué debo pensar yo, Gil, en vista a los antecedentes, que hubiese hecho el radicalismo si su candidato hubiese triunfado en el ’89?

Por otra parte, he buscado, sí he buscado y no he encontrado ni una sola medida adoptada por el Gobierno del Dr. Fernando De la Rua que haya ido a contrapié de la convertibilidad o que haya intentado la reestatización de lo antes privatizado por lo pérfidos peronistas. Si encontré, en cambio, algún nombre en común entre el gabinete menemista y el Gabinete en el que el Dr. Ricardo Gil Lavedra obstentara el cargo Ministro de Justicia y DDHH.

Y hace bien el Dr. Gil Lavedra en desconfiar del supuesto espíritu nacionalista y expropiador de estos pendulares peronistas. Bien lo dijo ayer privatizan, ellos mismo hoy estatizan. Esta gente es así, Don Gil, cambiantes, fíjese que ahora lo critican y bien que en el 73, ni bien Ud. se hubo recibido, le dieron conchabo en la Suprema Corte de Buenos Aires. No tienen principios como Ud. que es un hombre esencialmente democrático y amigo del diálogo, y sobre todo, estable en sus convicciones. Ud. sería incapaz de desempeñarse como Procurador General de la Corte Suprema, puesto a dedo por los Dictadores en 1976, y si por un desliz lo hiciera… que no le pidan que los juzgue por crímenes de lesa humanidad 9 años después. Nadie se atrevería a pensar que Ud., entre el 79 y el 83, fuese Subgerente de Asuntos Legales de una empresa aliada fiel del Proceso como lo fue Perez Companc, miembro prístimo de patria contratista y fuerte inversor en el terreno petrolífero. Y si por algún error Ud, hubiese accedido a ocupar ese infamante lugar, su ética y su moral inquebrantables obligarían a cualquiera a convencerse que jamás pasaría a revistar en 1988 como Secretario del Interior de un gobierno que se venía ufanando de hacerle frente a las corporaciones, justo cuando empezaba a colgar los guantes. Ud. no es de esos de opiniones cambiantes. Por supuesto que no lo es… aunque con ese curriculum debiera lavarse el culito antes de pedir la palabra en el Congreso.

Veinte años de gobierno peronista. O sobre los modos de contar los intervalos de tiempo.

En todo este proceso privatizador, el radicalismo, según el Dr. Gil Lavedra, no tuvo nada que ver. Pura responsabilidad ajena. Está clarísimo, Alfonsín se fue en 1989, 10 años y pico el turco, uno y pico del Cabezón, nueve entre Cristina y Nestor… y sí, casi 21. 21 + 1989 = ¡2010! Epa… me faltan 2 años al medio. Quien gobernó por entonces? Pero, además, Alfonsín no firmó el Pacto de Olivos para la reelección del Turco? Y Duhalde no fue presidente con el apoyo de Alfonsín? No negoció nunca nada a cambio? Y Gil Lavedra no ingresó como Diputado por CABA en 2007, junto a Lilita y Prat Gay por la victoriosa ACyS? Y no tomaron por asalto el Congreso por dos años amontonándose en el mayoritario “Grupo A”? Y nunca se les cayó una idea en todo ese tiempo para renacionalizar aunque sea el Corso de Gualeguaychú o una embotelladora de agua mineral? 


CIRQUE ZANATTA - Le grand cirque radical

‘Ta perdonado, Don Gil, hay cosas que mejor no recordar.





13 comentarios:

Ricardo dijo...

Qué-buen-post.
Ni echándole agua se hace más claro.

Sibaris dijo...

Impecable!!!

Moscón dijo...

¡Clap,clap,clap,clap!!!

tio pepe dijo...

200% de acuerdo...¡Muy bueno!

Chiristian Bermudez dijo...

QUERIDO AMIGO
MAGNÍFICO ANÁLISIS NOS ESCRIBIMOS POCO PERO LO SEGUIMOS SIEMPRE. LO ACABAMOS DE SUBIR A NUESTRO BLOG
CON ALGUNAS ILUSTRACIONES....
UN ABRAZO
INDECQUETRABAJA

Moscón dijo...

¡Por fin lo recordé,el de la foto es el Gallego Soto!Hace de anoche que estoy regulando.

Antonio (el Mayolero) dijo...

Che, este es el mismo Gil Lavedra que desde su estudio atiende los intereses del FMI en la Argentina o es un homónimo?

Hilda Mendoza dijo...

Excelente!!! y con aplausos!!!!
A estos hay que recordarles que siempre se les escapa el perro!!!
Se rasgan las vestiduras hablando de Yrigoyen... ¿Cuál? el que se inventaron. De Alfonsín ¿Cuál? El que crearon después del Juicio a las Juntas, que fue lo único aceptable si no lo hubiesen empañado con todo lo demás.
Un abrazo

Pibe Peronista dijo...

Muy bueno! Me mató el cuadrito de la escalada inflacionaria, y me llev aa parafrasear a Aldao en su ciclo vespertino de cine por canal 7: "sin ustedes allí, nosotros aquí, para qué..."

Abrazo!

Adal El Hippie Viejo dijo...

Excelente compañero !!!!
(lo subí a Google+)

buen domingo para tod@s !!!!

Nando Bonatto dijo...

La pedanteria de los radicales es ridicula, esta claro que las claudicaciones han sido tantas que todas las proclamas acerca de la soberania popular son un chiste de mal gusto en su boca

Daniel dijo...

Un post de antología, amigo.
Para guardar, difundir y promover a consulta.

ANdeNES dijo...

Estimados colegas:

La Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual AFSCA ha creado desde hace ya algún tiempo la Agencia Nacional de Noticias Escolares ANdeNES como parte de la aplicación de la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual. En tal sentido ANdeNES alienta la participación de las escuelas, sus docentes y alumnos en la construcción de noticias e informaciones, contempla la recepción de toda actividad que las instituciones produzcan, propongan o sugieran para su difusión, para constituirse en referencia de un trabajo sistémico interescolar a nivel nacional y regional.

Desde AFSCA AndeNES les pedimos tengan a bien difundir la existencia de la Agencia entre sus adherentes, amigos, compañeros y simpatizantes, enviarnos material para su difusión y otras noticias e informaciones que quieran hacer llegar a las escuelas.

Desde ya el equipo ANdeNES AFSCA se encuentra a vuestra disposición para todo aquello vinculado a las escuelas, a la infancia y adolescencia y demás contenidos que se consideren relevantes.

Facebook: Andenes Afsca
Muchas Gracias

Pablo Campos
Director Equipo ANdeNES