miércoles, 14 de agosto de 2013

Algunas consideraciones.

OMMMMM!

Nadie se lo esperaba. Ni de este lado había tan pesimistas, ni del otro, tan optimistas (si no, no se explica porqué, una semana antes, empezaron con la cantinela del fraude).

Mirando números, con proyección al 2015, podemos delimitar 4 bloques políticos: 1) El FPV + aliados (más o menos de fierro), que obtuvo en las PASO algo así como un 31%; 2) la derecha neomenemista o al menos melancólica (vertientes del PJ no kirchnerista + PRO + aliados y algunos provinciales de dudosa catadura) con un porcentaje similar; 3) el Panradicalismo más socialistas & Asoc. y rejuntes afines, recaudaron más o menos el 21%; 4) Izquierda inunificable, 7%. A lo que cabe sumar un 6% más de votos cuyo probable destino en una elección nacional exceden mi capacidad presuntiva.

El bloque 2 debe recorrer un camino más que largo y sinuoso para lograr convertirse en una alternativa real. Arrancaron mal, Macri le mostró los dientes a Massa, reclamando de antemano un supuesta promesa de presidenciabilidad, aunque sus comunes patrones ya parecen haber dado luz verde a la proyección nacional del esposo de la Tigra. El binomio puntano Alberto-Adolfo parece dispuesto a dar pelea, tratando (trabajosamente, es cierto, haciendo sapo en CABA y provincia pero ganando en San Juan y en casa) de extender su ámbito de influencia, y no creo que el cordobesismo unido al coloradismo y al moyanismo (al igual que el momobeneguismo) se bajen la bombachita tán fácil como lo hizo el subcomandante cacerolo Eduardo Amadeo. Ni hablar de Das Neves, que se demostró capaz de resucitar en su provincia (46,68%), a bordo de cualquier muleto.

El massismo aún es un fenómeno focal (aún sumándole el 19% obtebido por Barrionuevo en Catamarca), importante, es cierto, pero atado a una lógica de construcción propia de Provincia de Buenos Aires y de bases sociales endebles. No creo que hoy por hoy ninguno de sus dirigentes esté en condiciones de dormir tranquilo respecto a garantizar la lealtad de una multitud de microemprendedores de la política que los ha acompañado desde el llano en esta instancia, dada la volatilidad de su habitual conducta. Ayer se lo pudo escuchar con tono sorprendido a Giustozzi hablando de lo bien que había funcionado el "Eje de Avenida Pavón" en clara alusión a la reconstitución del cartel duhaldista de punteros, que habría reemergido de las sombras de la historia para secundar a Massa (como "duhaldismo con laptop" había calificado Artemio Lopez al massismo). Su trascendencia nacional depende de que atraviese con éxito (al menos igual) las elecciones de octubre, enfrentando a un Insaurralde cuyo crecimiento no parece haber conocido su techo y a una estructura sciolista que no podrá escudarse en la sorpresa o el arrebato para volver a justificar un resultado semejante. Por el lado de presuntos armados, el resultado del domingo no tendría por que sugerir apocalípticos augurios ni algo distinto a lo ocurrido en 2009 respecto a 2011.

Fuera del ámbito bonaerense, varios gobernadores K que salvaron la ropa (Capitanich en Chaco con un 46,37%, Alperovich en Tucumán, con un 45,75%, en Santiago del Estero, Neuquén y Misiones, entre el aliado partido gobernante y el FPV sumaron el 78,64%, 66,20% y el 46,03% respectivamente, Urribarri en Entre Ríos alcanzó el 43,29%, el 49,98% en La Pampa, 53,60% en Formosa, 42,47% en Río Negro), opacan el 32,83% con que se ganó en Jujuy, el 40% que obtuvieron el conjunto de fuerzas K en Tierra del Fuego, o condenan el 0,5% por el que se perdió Catamarca. Ninguna maravillita, aclaremos, en la mayoria de los casos (se perdieron votos respecto a la presidencias, como casi siempre ocurre en las legislativas de medio término), pero visto así, el resultado en el interior del país no parece tan trágica como para que se habilite a hablar alegremente de la "agonía" del kirchnerismo.

No creo que quepa tampoco menospreciar los resultados de Santa Fé (21%), CABA (Senadores y Diputados rondando el 19%) y de Córdoba (11%), habida cuenta de la dificultad que ha representado siempre la primera para el kirchnerismo y de que en la segunda, por primera vez un armado autónomo del delachotismo, logra posicionarse con expectativas concretas a obtener una diputación. Si para Macri lo de la Coneja Baldasi ha sido excelente (y junto a la perfomance de De Angeli -23,50%- y Del Sel -25,87%-ayuda a que mantenga vivo su anhelo presidencial), porque no habría de ser al menos bueno lo nuestro con apenas un punto menos.

Nadie duda de que es preocupante la pérdida de votos sufrida, que hay que ahondar en los porqué y seguramente reencaminar varias cosas. Pero no es menos cierto que de la perspectiva institucional las herramientas necesarias para impulsar y desarrollar políticas están intactas respecto al día anterior de las PASO, y conforme a las lógicas proyecciones, seguirán así después de octubre. 

Como dijo el sorete infame de Lanata "depende sólo de la presidencia una transición tranquila o que esto sea un caos". Es decir, una transición tranquila hacia otro presidente K que continúe profundizando el modelo después de 2015, o el kaos de dejar el gobierno en manos de los neoliberales reciclados que se esconden detrás de sonrisas complacientes.





4 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente análisis, concuerda desde el principio hasta el final. Salvo por la aclaración que el MPN gano las PASO opositor petrolero Pereyra, por lo que debería reconsiderar el apoyo de ese partido, que busca gobernación para el 2015.

Saludos, TEO.

Anónimo dijo...

Hay que analizar las franjas resultantes de la encuesta de p12, creo que muchos solos y solas + o - de 30 añitos no tienen ni idea de la realidad de los beneficios de los últimos 10 años, escuchas de la r&pop, o vortertix, con un ideario mas sarcástico que otra cosa y posiblemente ansiosos tipo no se lo que quiero pero lo quiero sha... quizás les falte un horizonte, o como dijo eva row en un post, los del medio que con una propiedad no entran en el procrear o ni se les ocurre que un dia se van a jubilar, no todos los jóvenes están en la cámpora, ni falta que hace, pero habría que buscar un medio novedoso para comunicarse con ellos.
sds Julia

profquesada dijo...

Como dijo Néstor en Parque Lezama en julio de 2009, darse con un martillo en los dedos no es la actitud indicada en estos casos (http://artepolitica.com/articulos/una-manana-en-parque-lezama/).
Perder no es agradable pero son las reglas de este juego, lo que cabe es cabeza fría y actitud alegre para enfrentar los problemas.
Creo que tu actitud es esa precisamente y me alegra.
Algunos parecen olvidar el poder de fuego que aún tienen los muchos enemigos del proyecto nacional creo que por lo menos habría que poner igual énfasis en ello como el que se pone en la (auto)crítica siempre necesaria pero hecha en frío.
Vamos, se cumplen 30 años de democracia ininterrumpida pero vigilada de los cuales apenas un sexto corresponden a una cada vez más intensa y evidente pelea, no es momento de bajarse de ella porque algunos sospechan que en eso que algo cínicamente llaman "confrontacionismo" está una de las razones de la pérdida de votos, dícese: "se pelea por cosas que no le interesan a la gente y se descuidan las cosas que realmente le interesan". Si no suena igual que el discurso machacante de TN le pega en el poste. Por ese camino seguro que perdemos. De nuevo coincido con Cristina a muerte y con su discurso en Tecnópolis.

Hilda Mendoza dijo...

No me encuentro comprendida entre los que "nadie lo esperaba", en algún momento lo había comentado. Me llamé a silencio porque lo creí conveniente.
Me gustó tu análisis y creo que batalla que se pierde es la que se abandona. Sigo apuntando a "la comunicación". Para mi modesto entender, es ahí donde hay que incrementar esfuerzos. No da resultado, ante los indecisos, el sarcasmo o la crítica furiosa. Pienso que habría que bajar un cambio ahí. Informar "a secas".
En cuanto a nuestros candidatos, "mostrarlos más" y no me refiero a la cara, sino a sus obras, trayectorias, dichos... Siempre en textos cortos. SE LEE POCO.
No tengo por qué estar vencida, así que ya empecé a mirar a octubre (con significado amplio)