domingo, 31 de enero de 2016

Revival.




Auto de fe: “Durante este recorrido por las calles –de los condenados por la Inquisición hasta el cadalso-, los transeúntes y los chiquillos mostraban su odio por la herejía tirando piedras a la víctima.” (Kamen, Henry (2011). La Inquisición Española. Una revisión histórica. Barcelona)





Todo comezó con la estigmatización mediática, siguió con la decisión política de colgar el sambenito de "ñoquis", "grasas" o "militantes" a los trabajadores estatales. Continuó con los festejos de los despidos y burlas a los despedidos en las redes sociales.

Ahora ya pasaron de la violencia simbólica a la agresión física. ¿Cómo sigue? Y cuando llegue el día ¿se enjuiciará a estos 4 o 5 energúmenos o se hará patente la responsabilidad y efectiva la condena, a quienes instigaron el odio durante décadas?