miércoles, 8 de agosto de 2012

Goebbels puro para principiantes (Kapitel eins).


(Clases magistrales de Herr Paul Joseph Goebbels para periodistas independientes recién iniciados)

- Guten Morgen, Jungs
- (todos de pié) Heil, Herr querido Profesor!



- Jóvenes aspirantes a periodistas independientes, les doy la bienvenida a este curso de… como se le dice ahora… comunicación de masas… bah! De propaganda, entre nosotros. Realizaremos una exégesis de lo que ya se ha popularizado como “elf prinzipien der propagandistischen“ o los “Once principios de la propaganda”, plenamente vigentes en la época, actualizados, analizados y ejemplificados debidamente.

Como todos Uds. sabrán, conocedor como soy de la admiración rastrera que me profesan,  la práctica de estas pautas me granjearon la confianza del Führer, y me permitieron acceder al honroso, pero difícil, cargo de Ministro de Propaganda e Ilustración Popular del III Reich, desde donde adquirí una profusa experiencia en la ciencia del “marketing social”, tendiente exitosamente a la dominación de consciencias, la masificación  y la determinación de las conductas de los individuos.

Hoy vuelvo a la actividad privada, consciente que, salvo honrrosas excepciones, más que los Estados, son las grandes empresas las que cuentan con los medios económicos que permitan desarrollar mi actividad a pleno, y los medios de comunicación masivos concentrados, el vehículo más apto para el desarrollo de mis técnicas y el logro de los mismos objetivos. Ya  reconoció esta realidad, en 1958, Aldous Huxley en “Brave New World Revisited”: “En el oeste democrático hay censura económica y los medios de comunicación de masas están dominados por los miembros de la Élite del Poder. La censura mediante los costos crecientes y la concentración de los medios de comunicación es menos reprendida que la propiedad del Estado y la propaganda de gobierno, pero, desde luego, no es algo que un demócrata jeffersoniano podría aprobar.”

Hoy, como ayer, nuestra actividad está dirigida a la justificación y aceptación de una relación de poder y dominación, que se impregne en el inconsciente colectivo como producto de la necesariedad, del devenir natural, a tal punto que ese orden se constituya en la piedra angular del sentido común predominante, autosuficiente para defenderse con argumentaciones simples, al alcance de cualquier hombre común, y que repela todo cuestionamiento sin necesidad de una argumentación elaborada. Por el contrario, debe forzar la dificultad de su cuestionamiento, poniendo todo el peso de la necesaria y elaborada argumentación en aquel que pretenda cuestionar y modificar el orden impuesto que defendemos.   

En mis buenas épocas, debíamos construir la referencia de un Estado Totalitario, omnipresente y todopoderoso, logrando el compromiso activo y ciego de la sociedad en su conjunto con su concreción, incluso a expensas de sus libertades, mediante la imposición de un pensamiento único. Hoy, la presencia de los estados populistas como cuestionadores del neoliberalismo, nos impone el camino prácticamente inverso de desvalorización del rol del Estado, como garantía del predominio de la “libre empresa”. No importa, nuestros métodos, así como atemporales, resultan aplicables a cualquier objetivo, aquí la preeminencia está en las formas. Incluso el descrédito en que ha caído nuestra causa inicial, es hoy un argumento más para sostener la vigencia del método que la defendió, es más, es una herramienta que dificulta relacionar el totalitarismo nazi con el totalitarismo de mercado.

Vayamos al meollo de la cuestión. El Primer Principio se sintetiza:  Principio de simplificación y del enemigo único”. Adoptar una única idea, un único Símbolo; individualizar al adversario en un único enemigo”. Teniendo como corolario el Segundo Principio  Principio del método de contagio”. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo; los adversarios han de constituirse en suma individualizada.

Lograr que se extienda la idea que nuestros enemigos “son todos lo mismo” es un logro altamente significativo. Nada de buscar semejanzas y diferencias que entorpezcan esta misión o permitan marcar señas identitarias. Un gran mérito en ese sentido es lograr la masificación de conceptos tales como “cristichavismo”, y para ello necesitamos de esfuerzos creativos tales como esta envidiable tapa:

  
En este sentido, nos realiza un invalorable aporte nuestro amigo paraguayo Federico Franco al afirmar “el Mercosur se convirtió en un “club ideológico de amigos” y acusó a Venezuela de financiar a grupos terroristas en Paraguay y Colombia, según publicó ayer la prensa brasileña”. Fantástica frase que logró vincular en pocas palabras a cuatro de nuestros problemas, anexándoles con al pasar al terrorismo.

Idéntico procedimiento deberá aplicarse hacia el interior de cada uno de los movimientos enemigos. Hay que ser capaces de erradicar el hecho de la diversidad que caracteriza a su composición real. Por ejemplo, frente a las vertientes ideológicas disímiles (hasta frecuentemente antagonistas) que conforman al kirchnerismo, ámbito donde conviven peronistas ortodoxos con nuevas organizaciones juveniles, sindicalistas, progresistas, marxistas, socialistas, organizaciones sociales producto de la lucha contra los efectos excluyentes del neoliberalismo en los ’90, movimientos de minorías, organizaciones de DDHH, incluso radicales y nacionalistas a la vieja usanza, más aliados circunstanciales, hay que ser capaces de lograr la imposición de simples y comprensibles categorías homogeneizadoras: “son todos corruptos”, “van por la caja”, “se movilizan por el chori y el tetra” resultan más eficaces aún que categorías genéricas y complejas, aunque gocen de una carga negativa predispuesta, como la de “populistas”, siendo más contundentes e incisivas para conmover el imaginario cualunque.

Frente a la fuerte evidencia de esta imagen:



¿Alguien es capaz de asegurar con algún grado de seriedad que Milagro Sala y Amado Boudou son EXACTAMENTE lo mismo y representan lo mismo? Yo no veo a una colla y a un casi-ario, yo digo que son gemelos separados al nacer. Si son tan perspicaces como para encontrar alguna diferencia, díganme ¿a cuál de los dos me refiero si digo que es ultra K pero que no proviene del peronismo, que fue investigado por la justicia, que maneja fondos públicos, que ha sido protagonista de escándalos mediáticos, que ha tenido  que ver con la ejecución de políticas de inclusión social, que ha sido acusado por Lanata y por Gerardo Morales? Todas las demás son meras cualidades anecdóticas por las que no debe interesarse nadie: los “K” son todos iguales. El procedimiento estigmatizador es crucial para la despersonalización deshumanizante, dejan de ser un grupo de personas igules a nosostros, para pasar a ser "esos", "los otros genéricos" que no nos inspiran ningún sentimiento de compasión, reforzando la superioridad de nuestro conveniente individualismo.

Pero, cortando más grueso, no sólo basta desacreditar lo concretamente existente, sino que debemos prevenir futuros ensayos similares. Todos sabemos que los K son un problema, pero debemos saber que la raíz del problema es que “hacen política”, que la política incide en el Estado, y que el Estado politizado pretende poner coto a la sagrada libertad de los mercados, y que pretende independizarse de sus  humores cambiantes. Ergo, hay que vacunar a “la gente” de los riesgos de la política, no permitirle olvidarse que, en definitiva, “todos los políticos son iguales”.

Jorge Lanata ha contribuido mucho en este sentido, aunque más no sea en un intento de relegitimación de su relato, con su tesis: "Los Kirchner y Menem son políticos, ¿No? A ver, ¿en qué se diferencian? Sí, en algunas cosas, pero en un punto son iguales. Esos tipos están haciendo su negocio de poder. En el fondo, me parecen pobres tipos. Ni siquiera me inspiran respeto intelectual ni nada. Son bastante brutos".  Redondo  ¿Se entiende?

Por eso también resulta significativo este aporte de la TV española (1999). Gobernando el PP, había que perfilar al “menos político” para conducir el país frente al politizado PSOE. Como “la gente” mientras se entretiene tiene menos baja de lo normal su capacidad de filtrar metamensajes, nada mejor que hacerlo desde una serie televisiva aparentemente inocua (La imagen de tu vida):




El “político menos político” es el que representa el mal menor. Impide que las oscilaciones de "la democracia" pueda transformarse en un vehículo de cuestionamiento del Poder Real.

A pesar del traspié momentáneo, la prédica antipolítica ha dado sus frutos en la España que aún ama al Caudillo, no sólo por la victoria de Mariano Rajoy en su segundo intento, sino porque la reacción popular ante los primeros ajustes impuestos por los mercados e instrumentados por la CEE durante el gobierno del PSOE, fracasó a pesar de su masividad por el divorcio con la política que abrazaron sus protagonistas: Los indignados del 15M (ver.: “Autopsia del Indignado Español”). 



Ya es la hora de mis  würstchen mit sauerkraut, regadas con abundante y rubia bayerisches bier, así que mis queridos jóvenes, los dejo hasta la próxima clase. Gute Nacht!

- (todos de pié) Gute Nacht, Herr querido profesor!!!





10 comentarios:

Moscón dijo...

Y pensar que todo esto nació en el pequeño poblado alemán de SCHUPENSSENNUNPPITTHEEN.Dejo huella¿no?

Pibe Peronista dijo...

jajaja, buebinimo. Me mató la bota de birra!

ÑU 3 banderas dijo...

Muy buen trabajo parcial..., ahora falta ver la propaganda del neodesarrollismo K y analizar estas psicopatologías del andar cantando fusiles y pelotas para la liberación arrodillados antes Monsanto, Gates y cia., esta cosa de andar hablando de Perón y Evita y el Che y seguir manejando cuestiones financieras fiscales tributarias con el marco legal de la dictadura más los aportes de Alfonsín/Menem/De la Rúa para que sigan vigentes desde los depredadores de los 90 hasta el modelo eléctrico sin olvidar los transportes... ni al cro. Jaime y TBA...

Rucio dijo...

¿para qué ÑU? estoy seguro que ese es un tema que vos vas a abordar más que bien en tu blog desde la exuberante varidad argumentativa de la que estás dotado.
¿no hable todavía de eso de repetir, repetir...?

Daniel dijo...

Con el "paso a paso" Marlo sacó a Racing (perdón por la mala palabra) campeón en el 2001, ÑU.
Es decir, con esa estrategia se llega, comprobado está.
Quién en su sano juicio podría creer que se puede barrer con todos los enemigos de una vez. A si, los troscos. Lástima que jamás superan el 2%.
Y el problema, amás es que pasan a integrar la "suma individualizada".
Por tanto, no solo muchos de ellos han sido tibios en deslindarse de ello, si no que compartieron tribuna generosamente con Mariano Grondona en el Monumento a los Españoles.
No hay una tercera posición, significativa o siquiera tímida. No la hay. Y eso debiera preocuparte por demás, intentando clasificar el lugar desde donde criticás. Digo, que se yo. Por ejemplo, preguntándote, porqué será que no la hay?.

Daniel dijo...

A menos que te sientas cómodo allí, en esa vereda única de enfrente. Me parece que están todos muy cómodos allí.

tio pepe dijo...

ÑU= Es un rumiante cuyo aspecto puede ser considerado como intermedio entre el antílope,el buey y el caballo, por lo que resulta algo así como las caricaturas de estos tres animales.
Sin embargo el ÑU que pasa por acá, se parece más a otro papagayo.

Daniel Mancuso dijo...

No creo que semejante aparato teórico manipulador pueda ser digerido por los ineptos que trabajan de periodistas independientes, es muy difícil, apenas si aplican uno o dos items de tan extenso tratado filosófico aquí expuesto...

Rucio dijo...

JE! ¿extenso Mancu? van recién 2 principios de 11, en una serie de 5 post. Ya vas a ver...

Ricardo dijo...

La lógica mediática opositora sigue siendo traicionada, muchas veces, por su propio subconsciente: sólo hay que fijarse que, cuando hablan del kirchnerismo están, en realidad, proyectando en él sus propias miserias.